Red de fibra óptica de Ono, compartida por Vodafone y Orange

fibra óptica ono vodafone orange

Las ventajas de la fibra óptica son incuestionables: una mayor velocidad de descarga de datos, así como mayor seguridad en las transferencias.

Hoy sabemos que las dos compañías teleoperadoras más importantes del territorio español, Vodafone y Orange, junto a Telefónica Movistar, han alcanzado un acuerdo para utilizar la red de fibra óptica propiedad de Ono, compañía ésta última que ahora está en manos de Vodafone, tras su compra reciente y que revolucionó el mercado de las telecomunicaciones. Hace tan sólo tres semanas, de hecho, que la compra de Ono por parte de Vodafone fue finalmente autorizada por la Comisión Europea.

Ya es definitivo: La Comisión Europea permitirá a Vodafone comprar Ono

La idea inicial de las compañías Vodafone-Ono era ofrecer servicio de acceso a Internet mediante fibra óptica a 1,5 millones de domicilios antes del mes de septiembre del próximo año 2015 y llegar a conseguir cuanto antes los 3 millones de hogares abonados. Ahora, además, Orange también podrá nutrirse de la infraestructura y del despliegue de fibra de Ono para poder ofrecerla a sus usuarios. Se estima que al hacer partícipe a Orange, Vodafone-Ono podría alcanzar un millón de hogares adicionales. Todo viene motivado porque Vodafone-Orange ya tenían un acuerdo firmado previo a la compra de Ono por Vodafone.

Otra parte del acuerdo alcanzado entre las dos compañías para el uso de la red de fibra óptica es que cuando Vodafone u Orange consiga un nuevo abonado, la otra compañía tendrá que aportar otro. Lo que se persigue así es que ambas compañías cuenten con un número equivalente de abonados.

Por el momento, Vodafone y Orange ya han conseguido hacer llegar su servicio de FTTH a 800.000 hogares, llegando a doce ciudades del territorio español, entre las que se encuentran Alcorcón, Alicante, Badalona, Córdoba, Hospitalet de Llobregat, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza.