Ret.io México, un ejemplo a seguir

Ret.io

La tecnología puede ser utilizada para muchos fines y muchos de ellos pueden estar orientados a una buena causa. No es la primera vez que nos encontramos con casos en los que a través de Internet se pueden recaudar fondos para una obra benéfica, se apela a la conciencia popular o, como ha ocurrido en esta ocasión, se puede luchar contra la delincuencia y el crimen organizado.

La investigadora Viridiana Ríos ha creado una herramienta que permite rastrear los datos de los distintos cárteles y delincuente de México, ubicarlos geográficamente, y localizar su actividad a través de un algoritmo desarrollado expresamente con el fin de identificar y localizar a los tan temibles cárteles de la droga mexicanos. Ret.io nace como un proyecto colaborativo entre gobierno y ciudadanos para reportar abusos, crímenes y posibles actos delictivos a tiempo real, es decir, son los propios ciudadanos los que dan parte de posibles problemas a través de ésta web y en tiempo real.

La investigadora de origen mexicano ha querido aprovechar las posibilidades que ofrece la herramienta de Google Maps para poder localizar la actividad, movilidad y modus operandi de los cárteles y delincuentes. Para ello ha utilizado cuatro tipos de herramientas; estadística, teoría del juego, etnografía y creación de algoritmos. De esta manera se logra filtrar y organizar el gran volumen de datos que las autoridades tienen en su poder, pero que en ocasiones son imposibles de manejar.

"Si en el pasado un problema de investigación estaba constituido por la falta de datos, ahora hay tantas fuentes que generan los medios, tanto digitales como análogos, que leer, clasificar, filtrar y orientarse a través de esta cantidad masiva de datos es un problema" afirma Ríos.

En un país donde la delincuencia y la corrupción abren las noticias todos los días, proyectos como éstos permiten, además de una mayor colaboración por parte de los ciudadanos, alertar al resto de la población de posibles altercados o crímenes y localizarlos en el mapa, todo ello a tiempo real y de forma totalmente anónima.