Los rumores eran ciertos: Instagram ahora captura vídeo

Los rumores eran ciertos: Instagram ahora captura vídeo

Bien, lo que se ha esperado que sucediera en el esperado evento de Facebook, ha sucedido. Pero el que todos esperáramos que Facebook anunciase la captura de Vídeo en Instagram no hace que la noticia tenga menos impacto sobre internet en general, y Vine en particular.

En el evento, que contó con una brevísima introducción por parte de Mark Zuckerberg, para ser después dirigido por Kevin Systrom de Instagram, la compañía anunció que a partir de la versión 4.0 del producto, disponible hoy mismo en sus versiones para iOS y Android, los usuarios no estarán limitados a la captura de imágenes fijas, sino que podrán también capturar y compartir vídeos.

El proceso de captura y subida a internet no presenta diferencias sustanciales, de manera que un usuario de Vine puede sin mayor dificultad comenzar a utilizar Instagram para capturar vídeos de inmediato. Sin embargo, es claro que la compañía propiedad de Facebook pensó detenidamente antes de liberar la funcionalidad, para no cometer los mismos errores que Vine cometió en sus inicios. El hecho de haber liberado de manera simultánea versiones para iOS y Android es un gran punto a favor de Instagram por ejemplo, como también lo son el soporte de hashtags y la cámara frontal de smartphones y tablets.

Más allá de estas diferencias, Instagram invirtió de manera juiciosa su experiencia, para ofrecer funcionalidades que distancian el producto de lo que ofrece Vine. Por ejemplo, con Instagram es posible:

  • Grabar vídeos de hasta 15 segundos, en lugar de los seis que permite Vine. 
  • Definir de manera manual el frame del vídeo que se utilizará como miniatura, en lugar de que sea definido de manera automática por la app.
  • Ajustar parámetros tales como la exposición y el foco de la grabación.
  • Utilizar filtros. Esto se daba prácticamente por sentado, teniendo en cuenta que es una de las características principales de Instagram al lidiar con imágenes físicas, pero aún así, es un buen detalle.

Más allá de las diferencias e incluso las similitudes entre las dos ofertas, la cuestión de quién será el rey del vídeo social dependerá en gran medida de los números. Y es que la base instalada de Instagram es de unos 130 millones de usuarios, mientras que Vine ronda los 13 millones. Esa es una gran diferencia, que acelerará la rata de adopción del nuevo Instagram, sin duda alguna. En este momento las descargas de la app se cuentan por decenas de miles, y no hay duda de que en muy poco tiempo podremos tener una medida clara del rumbo de la pelea por el título.