Skip to main content

Smart Cities, las ciudades del futuro

Smart cities
user

18/11/2013 - 13:25

Del 19 al 21 de noviembre se celebra en Barcelona el Smart City Expo World CongressEn las Smart Cities hay sensores que recogen la actividad de los ciudadanos y objetos que habitan en ellasSongdo City es la primera ciudad inteligente construida desde cero

El futuro de las ciudades, o la ciudad del futuro. Buscándola están arquitectos de todo el mundo, que quieren convertir los espacios urbanos en los que vivimos en un lugar más cómodo, eficiente y en el que nos resulte fácil desarrollarnos, como individuos y como personas.

Del 19 al 21 de noviembre se celebra en Barcelona el que que ya se ha calificado como el mayor evento sobre ciudades inteligentes: Smart City Expo World Congress. En la tercera edición de este foro se abordarán los principales retos a los que hay que enfrentarse para diseñar las urbes del futuro.

Ya hay algunas propuestas en marcha, como la de Songdo City y Seoul Commune 2026, ambas en Corea del Sur. Se trata de ciudades construidas desde cero, con entornos ambientales sostenibles económica, política y socialmente.

Ciudades interconectadas y autosuficientes

Songdo City, que previsiblemente estará terminada en 2015, será una smart city interconectada, con acceso inalámbrico a Internet de alta velocidad siempre disponible, y donde sus habitantes tendrán una tarjeta que podrán utilizar para todo: abrir y cerrar la puerta de su casa, realizar pagos, usar el transporte público, etc.

Muchas veces los diseños de estas smart cities parecen sacados de una novela de ciencia ficción, como el de Seoul Commune 2026. Este proyecto de Mass Studies está formado por 15 columnas de edificios con formas inspiradas en la naturaleza, que estarían conectadas entre sí por autopistas.

Smart cities seoul

Dentro de cada construcción, las esferas albergarían los espacios públicos, como parques, colegios u hospitales, mientras que en el resto se ubicarían las viviendas.

Seoul Commune 2026 sería autosuficiente en cuestiones energéticas, obteniendo electricidad de paneles solares repartidos por la superficie de los edificios, y con un control por ordenador de variables ambientales, como la temperatura y la humedad.

La piel electrónica de la Tierra

Con la irrupción de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos, los proyectos se han disparado bajo el concepto Smart Cities, ciudades inteligentes llenas de sensores que recogen datos de la actividad de los ciudadanos y objetos que habitan en ellas.

Un concepto del que ya hablaba en el año 1999 la revista norteamericana BusinessWeek en un artículo con “21 ideas para el siglo XXI”, entre las que figuraba la creación de una ‘piel electrónica’ de la Tierra.

Hace ya tiempo que ha quedado claro que en estas nuevas urbes cualquier elemento es susceptible de ser monitorizado. Ejemplos de ello son las iniciativas puestas en marcha en Seattle, donde se han implantado sensores a algunos residuos para controlar la cadena de reciclaje; y en Copenhague, donde las bicicletas captan datos sobre la polución, dióxido de carbono, temperatura y humedad en cada momento.

ciudad interconectada

Ambas propuestas son desarrollos del SENSEable City Laboratory, del Massachusetts Institute of Techonology (MIT). En este laboratorio se trabaja en la creación de lo que su director, Carlo R​atti, llama ‘Ciudades en tiempo real’.

“La instalación de controladores y sensores en las ciudades nos permite obtener datos exactos de lo que pasa en cuestiones de movilidad, flujos de energía o telecomunicaciones entre las ciudades”. Y añade: “incluso las personas nos pueden dar mucha información útil para maximizar la eficiencia en una ciudad. Al final la dimensión humana es un factor clave a tener en cuenta, ya que son los ciudadanos los que se enfrentan a este tipo de innovaciones”.

Su laboratorio ya está trabajando en ello en ciudades como Singapore, donde están desarrollando una plataforma que recoge datos sobre la actividad de sus ciudadanos, los interrelacione y permite tomar decisiones en tiempo real.

Así, por ejemplo, al combinar los datos sobre el consumo de energía de distintas zonas de la ciudad con la velocidad del viento, se pueden estimar las variables locales y, de este modo, mediar la temperatura urbana y controlarla.

Smart Cities en España

En nuestro territorio también hay en marcha varias iniciativas para la creación de ciudades inteligentes. En el mencionado congreso que se celebra estos días en Barcelona, Smart City Expo, figura entre los asistentes la Red Española de Ciudades Inteligentes (Reci).

Esta asociación, formada por 41 urbes españolas, se fundó en junio de 2011 con el objetivo de desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incidiendo en aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la Administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad.   

Smart City Expo

Entre los proyectos puestos en marcha en España está SmartSantander, que plantea instalar una red de 12.000 sensores que permita la gestión de servicios públicos, como alumbrado, aparcamiento o tráfico.

En Sant Cugat del Vallés, se ha conseguido un ahorro del 20% en agua gracias al control del nivel de humedad de la tierra de los parques y jardines municipales. Y en Málaga, está en marcha la iniciativa europea Green eMotion, cuyo objetivo es promover el uso de vehículos eléctricos y reducir el impacto del dióxido de carbono.

Detrás de cada uno de estos proyectos está el aprovechamiento de los recursos que actualmente tenemos, y que nos da la Tierra. La clave parece estar en crear esa ‘piel electrónica’ que la recubra, y la proteja.

Ver ahora: