Las tiendas de imitaciones online, un chollo peligroso

estafa tienda china

Es difícil pasarse una semana dando vueltas por la web sin encontrarse al menos con algún anuncio de este tipo de tiendas. Se les conoce como "tiendas de chinos", y con razón, ya que muchas de ellas están ubicadas en el país asiático. Sin embargo, hemos querido darnos una vuelta para comprobar la validez de algunos productos y tiendas. Por favor, mientras leéis el artículo tened en mente que no se trata de una investigación exhaustiva, artículo por artículo de cada una de las tiendas. En su lugar, hemos dejado que un pedido al azar nos ha proporcionado los datos que aquí aparecen reflejados. Pasen y vean los peligros de los chollos de Internet

Vamos a empezar por confirmar lo evidente: sí, las tiendas chinas tienen algunas ventajas comparativas en el mercado europeo. La mano de obra es más barata, los materiales están más a mano y en algunos casos se trata del mismo producto que llegaría a nuestras manos a través de un distribuidor occidental, solo que los fabricantes han decidido eliminar al intermediario. Así es como muchos productos de calidad han llegado hasta nosotros, y así es como los smartphones chinos se están haciendo poco a poco con el mercado.

Ahora bien, ¿cuánto de esto es cierto? ¿cuántas veces compramos el mismo producto que tenemos en nuestros mercados, y un una terrible imitación? Lo cierto es que resulta muy, muy difícil distinguir cuando estamos comprando un producto genuino si nos basamos en los aspectos que más suelen mirar los usuarios, como las fotografías o las valoraciones de otros compradores. Vamos a poner un ejemplo con una compra que a nosotros nos salió rana. El bolígrafo espía de Unotec.

Cuando lo encontramos en la app "Geek", nos pareció completamente válido. El precio era atractivo y todas las valoraciones hablaban genial tanto del producto como del sistema de entregas ("¡llegó mucho antes de lo esperado!"). Así pues, sin tener mucho que perder, decidimos hacer la prueba. Tres meses después, recibíamos en una oficina de correos un sobre de plástico en el que estaba (bastante maltratado) el bolígrafo. Venía sin más instrucciones que un panfleto en chino, abollado y sinceramente, no se parecía en nada a lo prometido. Nos dió el tiempo justo a grabar este vídeo antes de que el aparato se terminara de hacer pedazos, y hablamos literalmente.

Habíamos oído muchas opiniones (y todas bastante positivas) sobre este bolígrafo con cámara, así que no nos sorprendió en absoluto descubrir que nos habían tomado el pelo. No sólo no habíamos comprado el producto por el que creíamos que pagábamos, sino que nos habían estafado, perjudicando en el proceso a una empresa española. 

Te dejamos las mejores tiendas (y las más seguras) para comprar online en España

Lo que compramos entonces ni siquiera puede ser calificado como "clon". Este producto, como tantos otros no era sino una réplica cuidadosamente manipulada para parecerse al original, pero sin nombrar en ningún momento la marca ni el nombre del producto. 

Pero atención, esto no quiere decir que todo lo que se venda en la tienda sea de mala calidad. Resulta muy difícil discernir si el producto que estamos comprando es realmente el que vamos a recibir, o si las condiciones de recepción serán las que nosotros esperamos. Para evitar que nos tomen el pelo, vamos a dejaros una pequeña lista con todos los consejos que nosotros no seguimos cuando hicimos nuestra compra. Tomen nota.

  • No te fíes de las fotografías: asume que todo lo que ves en las tiendas chinas online es meramente orientativo. Entrecierra los ojos y da un paso atrás para hacerte una idea más real del producto que acabarás recibiendo. Conseguir una fotografía de alta calidad de un artículo es tan fácil como hacer una búsqueda en Google.
  • Todo es siempre más pequeño: por lo general, trata de encontrar las medidas reales de lo que estés comprando. Ropa maletas, bolsas o accesorios suelen ser mucho más pequeños de lo que vemos en la tienda y nunca gusta descubrir que la almohada que habíamos encargado para las cervicales cabe en un sobre A4. 
  • No trates de buscar una valoración real: de existir, ha sido borrada mucho antes de que llegue a tus ojos. En su lugar trata de hacer una búsqueda en Internet con el nombre del producto entrecomillado. Con un poco de suerte, encontrarás páginas o foros en los que los usuarios plasman su opinión sobre el mismo. 
  • Ármate de paciencia. El volumen de productos que se tramitan, junto al tiempo que se tarda en enviar un paquete desde China por correo ordinario acabrá por sacarde de tus casillas. Dale un par de meses de margen, y no te extrañes demasiado si en el seguimiento del pedido todo parece estar parado. 
  • Si podéis evitarlo, no compréis tecnología. Los productos, cuanto más sencillos mejor. Algunas tiendas son especialistas en rizar el rizo ofreciendo equipos sin ningún tipo de control de calidad, o que directamente no lo han superado. 
  • Y como última medida... las tiendas online tienen un sistema de monitorización de compra. Si puedes, antes de adquirir algún producto, llega hasta el último paso y luego échate atrás. Cancela el pedido, y en ese momento o al día siguiente recibirás un comunicado avisando de que ha bajado de precio, por pura casualidad. El algoritmo de las páginas interpreta que estás a punto de decidirte por comprarlo, y quiere ayudarte con ese pequeño empujón que son las rebajas. 

Por supuesto, esta experiencia de compra puede ser completamente distinta de la vuestra. Si tenéis otra opinión, para eso están los comentarios.