Tim Berners-Lee habla sobre la libertad en Internet

Declaraciones de uno de los padres de la Internet

Durante la recepción del premio Queen Elizabeth en Londres, Tim Berners-Lee; uno de los creadores de Internet; habló acerca de los peligros que supone el control total de la información que circula a través de la red, ofreciendo además su opinión acerca de Edward Snowden, el ex-técnico de la CIA cuyo paradero es ahora la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, según declaraciones oficiales

Las palabras de Berners-Lee hicieron parte de la recepción del premio por valor de 1 millón de libras esterlinas que premia y reconoce a individuos responsables por innovaciones sin precedentes en el campo de la ingeniería que beneficien a la humanidad.

Como parte de la ceremonia de premiación, la Reina Elizabeth alabó el descubrimiento de los cinco científicos responsables por crear la Internet, añadiendo cómo sus esfuerzos habían cambiado la vida moderna y describiendo la ingeniería como una profesión noble y que utiliza la ciencia para encontrar soluciones prácticas y creativas. Agregó que los galardonados daban un ejemplo de comunicación global y de cooperación al ser de diferentes nacionalidades y que su felicitación se extendía a los colegas y equipos de trabajo de los ganadores. 

Berners-Lee dijo, en declaraciones recogidas por el diario inglés The Guardian, que su creación debe mantenerse segura del control que sobre ella quieran ejercer gobiernos o grandes corporaciones.

Aseguró, además, que cuando se hace algo universal, "puede ser utilizado para cosas buenas o cosas malas", haciendo hincapié en que no se debe limitar por el control total que otros quieran tener sobre la información, una declaración que refuerza su punto de vista sobre el control de Internet. 

Finalmente, acerca del caso Snowden, sólo se limitó a comentar que en el diseño original de la red no se tenía un único ordenador en mente, y que la Internet ofrecía posibilidades infinitas para quien la utilizase. 

El debate sobre la privacidad y el control de datos en línea apenas comienza. Y con el anuncio que el censo británico podría utilizar Google para recopilar datos, la polémica está a la orden del día.