El turista del futuro: así viajarás dentro de diez años

Viajes espaciales, experiencias extremas... ¿Cómo será el turismo del futuro?

Prepara tus maletas, mete el protector solar, el tetrakini y... ¡un momento! Tal vez dentro de diez años no sea necesario preparar maletas para viajar. O quizás tengamos que cambiar el protector solar por uno que te proteja de la radiación en Marte. Cuando uno empieza a imaginarse los viajes al futuro, la imaginación se dispara y le invita a hacerse mil preguntas: ¿Podré pasearme por la Luna en chanclas, pantalones piratas y camiseta de los Ramones? ¿Notarán mis pobres huesos la humedad de veranear en un hotel submarino? Con los puntos de vuelo que me regale AirHolidays con un viaje a Venus, ¿me alcanzará de una cochina vez para escoger en su catálogo de regalos el albornoz?

Estas y otras preguntas -incluyendo las que realmente importan- intenta responder un estudio encargado por Skyscanner, el buscador de vuelos baratos, acerca de nuestra forma de viajar en el año 2024. Cincuenta y seis expertos han puesto en común sus ideas y ensoñaciones para componer un escenario que el estudio divide en varias partes, las cuales irá publicando progresivamente. La primera gira en torno a la planificación y reserva del viaje en cuestión, y está disponible, igual que lo estarán el resto, en esta web.

En 2024 no será necesario dedicar horas a buscar y planificar nuestro viaje

En esta primera fase de nuestras vacaciones, los gadgets y la inteligencia artificial en forma de un asistente personal, serían herramientas muy importantes. A través de dicho asistente podríamos recibir recomendaciones e información en base a nuestros hábitos, preferencias e incluso personalidad. Y estas sugerencias podríamos verlas, tal y como sugiere la presentación de Skyscanner, en un mural gigante que nos proyectara imágenes de nuestro destino, junto a experiencias sensoriales de diversos tipos, para que fuéramos salivando y nos decidiéramos a reservar. Podrías probar el gin-tonic que te tomarías en una playa paradisíaca, aunque es dudoso que tu asistente te avanzara el precio que te van a "clavar" por él en el chiringuito de turno :)

En cualquier caso, la propuesta de Skyscanner es muy interesante y merece revisarla en su totalidad. Las animaciones muestran a un usuario de ejemplo, TOM, que, tras alcanzar un considerable nivel de estrés debido a que trabaja -glups- sesenta horas semanales, busca una forma de relajarse. Aunque su asistente le sugiere el turismo espacial, el bueno de TOM está demasiado pelado como para pagárselo y finalmente se conformará con un hotel submarino. Un futuro sugerente que esperamos que se cumpla en cuanto a posibilidades, no en cuanto a la jornada laboral de su protagonista...