Twitter cierra la web de los tuits borrados por los políticos

Twitter cierra la web de los tuits borrados por los políticos

Twitter ha anunciado que dejará de ofrecer el acceso a su API a Politwoops, un servicio web que recogía los tuits borrados por los políticos de 30 países, entre ellos España, de manera que el portal dejará de actualizarse. 

El proyecto Politwoops nació en el año 2010 en un hackathon de los Países Bajos. La iniciativa tuvo una gran acogida por parte de los usuarios, y pronto se crearon versiones de la herramienta para otros países, llegando a estar presente en más de 30 naciones.

La red social bloqueó el acceso a la versión del portal para EE.UU. el pasado mes de junio, pero en el resto de estados había seguido funcionando con normalidad. Sin embargo, ahora Twitter alega que, después de una deliberación profunda, han decidido revocar el acceso a todas las versiones de esta plataforma porque en la red social está permitido eliminar tuits, y a los políticos no se les puede quitar ese derecho. 

Las cuentas de Twitter de Podemos y el PP se enfrentan

En Europa, el portal era coordinado por la organización Open State Foundation, un organismo que fomenta la transparencia política en los medios digitales. La corporación ha denunciado en un comunicado que el pasado viernes Twitter dejó de permitir el acceso a su API tanto a Politwoops como a Diplotwoops, una herramienta similar pero con contenidos publicados por diplomáticos, y declara que está en total desacuerdo con los motivos que ha manifestado la red social. 

Arjan El Fassed, director de Open State Foundation, afirma que "lo que dicen los políticos públicamente es un asunto de interés público. Incluso cuando se eliminan los tuits, es parte de la historia parlamentaria", y añade que "lo que los políticos dicen en público debe estar disponible para cualquier persona. No se trata de errores tipográficos, sino de una visión única de cómo los mensajes de los políticos electos pueden cambiar sin previo aviso"

La organización señala que continuará luchando para que los ciudadanos puedan consultar los tuits publicados por los políticos que después han sido borrados.