Skip to main content

Ubisoft hackeada. ¡Cambia tu password!

Ubisoft hackeada

03/07/2013 - 12:09

A través de su red de juegos UPlay, Ubisoft maneja millones de cuentas de usuarios.Confirma el robo de emails y contraseñas encriptadas, pero niega la pérdida de datos bancarios.Obliga a los usuarios a cambiar la contraseña para volver a entrar, aunque de momento todas sus webs están desactivadas.

La multinacional francesa Ubisoft, una de las más importantes compañías de videojuegos del mundo, anuncia en una nota de prensa que su base de datos de cuentas de usuario ha sido hackeada. Ubisoft confirma que los hackers han tenido acceso a los nombres de cuenta, los emails y las contraseñas encriptadas de los usuarios. También asegura que los datos bancarios no han sido expuestos, y están completamente seguros. No obstante, obliga a todos sus usuarios a cambiar sus contraseñas.

Si tienes otras cuentas que usan la misma contraseña que tu cuenta de Ubisoft, es recomendable cambiarla de forma inmediata.

Ubisoft es la compañía de videojuegos responsable de sagas de gran éxito como Assassin's Creed, Far Cry, Rayman o los juegos de Tom Clancy. Presentó una gran cantidad de estrenos en la pasada feria E3, entre los que destaca Watch_Dogs.

Su red de juegos UPlay da cobijo a las partidas multijugador de todos esos títulos, y cuenta con millones de usuarios. Ubisoft asegura que los hackers no han accedido a UPlay, sino a otras redes internas, pero lo cierto es que ahora mismo todas sus webs, incluida UPlay, están desactivadas.

No es la primera gran compañía de videojuegos que es hackeada. Sony PlayStation Network, la red que agrupa a todos los usuarios de consolas de Sony, fue atacada en 2011, dejando al descubierto todos los datos de los usuarios. Sony lo arregló con una disculpa y juegos gratuitos...

El caso de Ubisoft es grave porque se trata de una de las compañías de videojuegos más importantes, y tras el hackeo de Sony deberían haberse extremado las medidas de seguridad. Crear una red 100% segura es imposible, pero sorprende la facilidad con que las compañías nos piden todos nuestros datos (¿para qué tenemos que dar nuestra dirección o nuestro teléfono si sólo queremos descargar un programa?) y luego no son capaces de protegerlos.

En la práctica, es poco probable que los hackers puedan desencriptar las contraseñas robadas, pero por si acaso es recomendable cambiar todas las cuentas que usen esa misma contraseña o dirección de email.

Ver ahora: