Los usos más extravagantes de las redes sociales

Los usos más extravagantes de las redes sociales

Lo social ha revolucionado nuestra vida cotidiana. Ahora todo lo que hacemos en nuestro día a día está asociado a Twitter, Facebook o WhatsApp. Desde leer las noticias, a ver una serie de televisión, comunicar al mundo lo que vamos a cenar esta noche, o cómo lucen nuestros pies en la playa.

Las redes sociales son, en esencia, un medio de comunicación. Pero también pueden usarse para otras cosas mucho más interesantes, desde encontrar a un hermano desaparecido hace 27 años, a justificar tus pagos a Hacienda. Tal como suena.

Vamos a descubrir los usos más extravagantes de las redes sociales. Algunos son muy originales. Otros, atrevidos. Unos cuantos, un desastre. Como suele decirse, la realidad siempre supera a la ficción...

Redes sociales extravagantes

*Con ayuda de mis amigos

No sabemos hasta qué punto un seguidor de las redes sociales puede considerarse un amigo, pero lo cierto es que tener una buena red de contactos en Twitter o Facebook siempre es de gran utilidad.

Mensajes que salvan vidas

Ocho letras escritas en un par de segundos le sirvieron al estudiante de periodismo Karl Buck para salir de una cárcel egipcia con un abogado pagado por su universidad, y la Embajada estadounidense al teléfono.

Buck estaba fotografiando una protesta en Egipto, cuando fue detenido por la policía egipcia. Sólo tuvo tiempo de enviar un tuit con la palabra ARRESTED (detenido) antes de que le quitaran su smartphone. Fue lo único que hizo falta.

Sus amigos avisaron a la embajada americana y a su universidad, blogueros y tuiteros egipcios presionaron al gobierno, y en 24 horas estaba libre. Si no hubiese enviado ese tuit, hubiese pasado una buena temporada detenido...

Pero no sólo los mensajes sirven para pedir ayuda. También las fotos. El hijo de cuatro años de Deborah Kogan parecía sufrir algún tipo de fiebre, pero el tratamiento que le había dado el médico no le hacía efecto.

Deborah colgó una foto de su hijo enfermo en Facebook, y al poco rato recibió la llamada de un doctor que le avisó de que podría sufrir una rara enfermedad llamada Mal de Kawasaki. El niño pasó tres semanas en el hospital, pero la rápida actuación le salvó la vida.

Peor terminaron las cosas para Deric Lostutter, un hacker de Anonymous que resolvió un caso de violación de una adolescente, hackeando los mensajes del equipo de fútbol del colegio.

Los violadores fueron condenados a 1 y 2 años de cárcel, por ser menores. Deric fue condenado a 10 años, por hackear la web escolar.

Redes sociales extravagantes

¿Sabías que Twitter es capaz de predecir terremotos? Puesto que un seismo se desplaza a unos 4 o 5 Km/sg, puede tardar unos 30 segundos en llegar de Washington a Nueva York, suficiente para avisar por Twitter antes de que llegue a otros sitios.

Twitter dispone de un detector de terremotos llamado TED sólo para esto. Incluso presume de ello en este vídeo:

Las redes sociales también son imprescindibles para localizar víctimas tras una catástrofe, gracias a la geolocalización.

Personas desaparecidas

Un uso bastante común de las redes sociales es encontrar a personas desaparecidas. Hay casos como el de una familia uruguaya que, tras cuatro años desaparecido, encontró a su hijo ingresado en un hospital, porque los enfermeros subieron su foto a una web de enfermos anónimos.

O el de Avril Grube, una mujer británica que encontró a su hijo en Hungría, 27 años después de que lo secuestrase su padre. Su hermana lo halló a través de un perfil de Facebook.

Pero hay otras versiones más curiosas. François Brunelle es un fotógrafo que se dedica a buscar en las redes sociales a personas que, sin ser familia, podrían pasar por gemelos. Después les pide posar juntos.

Personas parecidas

Coca Cola ha creado en Facebook una utilidad llamada Facial Profiler que busca perfiles gemelos al tuyo.

Una misa vía Twitter

Las redes sociales también sirven para ayudar a las personas, en el plano espiritual. Y aquí la Iglesia Católica es una de las más activas. El Papa Francisco tiene su propia cuenta en Twitter y ha afirmado que otorgará indulgencias (perdones) a través de ella. También es un aficionado a los selfies:

Redes sociales extravagantes

Hay sacerdotes como Bob Larson que incluso se atreven a hacer exorcismos por Skype, y una iglesia holandesa retransmite la misa dominical a través de Twitter.

*Gánate la vida en Internet

Resulta fascinante descubrir como una herramienta de comunicación puede convertirse en un medio de vida. Mucha gente se saca un sueldo mensual gracias a Twitter, Facebook, o las plataformas de vídeo en streaming.

La ventana pública

Todo el mundo conoce historias de Youtubers, gente que sube sus consejos, trucos, bailes, y otros contenidos a YouTube y se hace famoso. Hoy vamos a fijarnos en otra plataforma en streaming, Twitch.

Esta red te permite subir retransmisiones en directo (no vídeos grabados como YouTube) y compartirlas con todo el mundo. Ganas dinero mediante la publicidad, a través de donaciones, o por cada seguidor que tienes.

Es lo que hace Jeffrey Shih, un licenciado en Empresariales que gana miles de dólares al mes... retransmitiendo sus partidas del juego Hearthstone. Tiene más de 45 millones de visitantes únicos al mes, y unos 15.000 seguidores. Asegura que con unos 5.000 seguidores, puedes ganarte la vida.

Usos extravagantes redes sociales

Un caso más extravagante es el de Park-seo Yeon, una joven coreana que gana 6500 € al mes grabándose... mientras come. A través de una webcam retransmite sus comidas, y recibe dinero mediante donaciones o regalos. Al parecer hay gente en Corea que no les gusta comer solos, y comen junto al vídeo de Yeon para tener algo de compañía...

Usos extravagantes redes sociales

También puedes darte a conocer sin utilizar tu imagen. Jay Bushman es un escritor que para publicitar su libro Good Captain no se le ocurrió otra cosa que.. publicarlo en Twitter. Lo dividió en frases de 140 caracteres, y lo distribuyó a lo largo de varias semanas mediante tuits. Lo curioso es que fue un éxito y Bushman ya ha publicado el libro en papel.

Incluso los medios profesionales ingenian originales iniciativas para aprovechar las redes sociales. Es el caso de la librería online Lektu que ofrece ebooks gratis, con la única condición que tuitees tu adquisición, o publiques un mensaje en Facebook.

* ¡A la cárcel!

Las redes sociales pueden aportarnos muchos beneficios, pero también todo tipo de problemas, si no las utilizamos correctamente. Mucha gente tiene la falsa sensación de que Twitter o Facebook proporcionan un anonimato que no es real. Los delitos son delitos, sin importar dónde los cometas.

Que se lo digan a un anónimo ciudadano guipuzcoano, condenado a un año y tres meses de cárcel por cambiarle repetidas veces las claves de Facebook y Hotmail a su novia, impidiéndole usar sus cuentas.

Más dramático es el caso de una joven chilena de 18 años, que tras ser abandonada por su novio, embarazada, decidió vender a su bebé a través de Facebook. Llegó a un acuerdo con una pareja, que pagó los gastos del parto, e incluso registró al recién nacido con el nombre del padre “comprador”. Todos terminaron en prisión.

Incomprensible resulta lo de Derek Medina, que tras una discusión con su esposa, la asesinó de un disparo... ¡y publicó la foto del cadáver en Facebook!, con el mensaje: “Voy a ir a prisión o me van a condenar a muerte por matar a mi mujer. Os quiero, chicos. Os echaré de menos, gente de Facebook. Cuidaros. Me veréis en las noticias”.

Usos extravagantes redes sociales

Pero en ocasiones, las redes sociales se vuelven en nuestra contra incluso aunque no hagamos nada. Es lo que le sucedió a Thomas Gagnon, un ciudadano de Massachusetts que tenía una orden de alejamiento de su novia. A los pocos días fue detenido por la policía, acusado de violar dicha orden por enviarle una petición de unirse a sus círculos de Google +.

Gagnon aseguraba que él no había enviado nada, que había sido la propia Google. En efecto, Google + envía mensajes automáticos a tus contactos, cuando los mueves de un círculo a otro. Aún así, el juez le impuso una fianza de 500 dólares.

Se lo merecen

Hay que reconocer que, en ocasiones, la gente se lo busca.

Hilarante es el caso de Juan González Jr., un joven ladrón de pisos que se llevó el móvil de una de las víctimas... ¡y le pidió amistad a una de sus amigas a través de Facebook! La policía rastreó la petición de amistad y detuvo al ladrón.

También son comunes los casos de gente que alardea de dinero o coches de lujo en las redes sociales, y a las pocas semanas reciben una inspección de Hacienda. La propia Agencia Tributaria española ha reconocido que rastrea las redes en busca de gente que presume de mucho más de lo que declara.

Algo parecido le ocurrió a Dupree Johnson, un joven traficantes de armas. No se le ocurrió otra cosa que colgar fotos en Instagram presumiendo de pistolas y fajos  de billetes. Ni que decir tiene, fue detenido en cuestión de horas.

Usos extravagantes redes sociales

Y un consejo: si eres un caco, no crees perfiles en las redes socialesDaniel McGill y Gordon Alexander fueron condenados a más de 10 años de cárcel, por robo, cuando su víctima localizó a uno de ellos revisando la lista de amigos de su hermana. El otro ladrón apareció en la lista de amigos del primero...

Igual de rocambolesco es lo que ocurrió con Chayson Basinio, un niño de dos años cuya tía-abuela denunció su desaparición. La policía parisina halló el perfil del padre en Facebook, junto a fotos del niño, pero no pudo localizarle. Incluso llegaron a dragar un lago, por si se había ahogado. Tardaron varios días en descubrir que tanto el niño como el padre no existían, eran perfiles falsos de Facebook.

*Curiosidades

Las redes sociales son también un pozo sin fondo para los sucesos que te dejan con la boca abierta.

Por ejemplo, ¿quién podría pensar que Instagram puede servir para justificar impuestos?

Andrew Jarvis, un arquitecto de Philadelphia que también trabaja en Nueva York, no podía vivir más de 182 días en esta ciudad, sin pagar más impuestos. Así que para demostrar a Hacienda que no se pasaba de esa cifra, se le ocurrió hacerse un selfie con el periódico del día cada vez que estaba en Philadelphia...

Usos extravagantes redes sociales

¿Necesitas un implante de pechos y quieres que te salga gratis? La web MyFreeImplants te paga 1 dólar por cada mensaje que recibas chateando con gente.

Puesto que una buena delantera de silicona puede costar alrededor de los 5.000 €, tendrías que recibir unos 7.000 mensajes para financiarla.

Usos extravagantes redes sociales

Las excentricidades de los pioneros de Internet

Mapas peculiares

Las fotos de satélites interactivas también son una buena fuente de ideas extravagantes. Recientemente, dos sorprendidos británicos encontraron al monstruo del Lago Ness en los Mapas de Apple. Tal como puedes ver en la foto adjunta, se divisa una sombra con forma de animal acuático de unos 30 metros.

Redes sociales extravagantes

Puesto que los mapas de Google son programables, se utilizan en propuestas tan dispares como simular un apocalipsis zombi u observar los aviones en vuelo en tiempo real.

Las redes más curiosas

Todo el mundo conocemos Twitter, Facebook, Google +... Pero existen cientos de redes sociales especializadas, algunas de ellas tan extravagantes como las que vamos a mostrarte a continuación. Regístrate en ellas... Si te atreves...

  • TheUglyBugBall. Servicio de citas para gente fea.
  • Catmoji. La red social solo para gatos.
  • MeetAtTheAirport. Conoce a gente nueva... En los aeropuertos.
  • Duelia. Una red social que te ayuda a superar la muerte de un ser querido.
  • May Feelings. Haz una petición a Dios... y otros rezarán para que se cumpla.
  • Stache Passions. Una red social sólo para personas con bigote.

Redes sociales extravagantes

  • Prison Inmates. Haz amigos con gente que está en prisión.
  • Gothic Match. Una página para ligar... sólo entre góticos.
  • Blaving. Una red social en donde sólo puedes comunicarte con la voz.
  • Ning. Créate tu propia red social a medida.

Concluimos este peculiar recopilatorio con la mejor forma de usar una red social: regalar dinero. Como seguro ya sabes, un anónimo millonario que se esconde tras la cuenta de Twitter @HiddenCash, ha comenzado esconder docenas de sobres con entre 50 y 100 € en San Francisco, Las Vegas, e incluso en Madrid.

¿Por qué no se le ha ocurrido hacer eso a algún millonario español?