Webmaster de una web de porno venganza, condenado a 18 años

Webmaster de una web de porno venganza, condenado a 18 años.

La justicia californiana ha sentado un importante precedente al condenar a 18 años de cárcel y 10.000 dólares de multa a un joven llamado Kevin Bollaert, residente en San Diego.

Kevin era el webmaster de YouGotPosted.com, una web que se dedicaba a colgar en Internet fotos pornográficas de mujeres, sin su consentimiento, subidas por sus ex-novios o sus ex-maridos. Es lo que se conoce con el nombre de "revenge porn", es decir, porno vengativo, o venganza pornográfica.

Las leyes del estado de California castigan con 1000 dólares de multa o seis meses de cárcel a todo aquel que suba fotos de desnudos identificables sin el consentimiento del fotografiado. ¿Qué ha hecho Kevin Bollaert para ser condenado a 18 años de cárcel?

Su web YouGotPosted.com llegó a almacenar más de 10.000 fotografías de ex-novias o ex-mujeres en actitud pornográfica. No sólo eso, sino que además incluían enlaces a sus cuentas de Facebook, Twitter, y otras redes sociales.

No contento con ello, Kevin Bollaert creó una web paralela llamada ChangeMyReputation.com en donde cobraba entre 300 y 350 dólares por quitar las fotos de la primera web.

Por todo ello ha sido acusado de robo de identidad y extorsión, lo que multiplicado por las 27 denuncias de mujeres que se han personado en el caso, suma un total de 18 años de cárcel y 10.000 dólares de multa, aunque podrá salir en libertad condicional dentro de 10 años por buen comportamiento.

Un militar, condenado por vender PCs del ejército en eBay

Durante el juicio Kevin se mostró arrepentido, y rompió a llorar cuando escuchó los testimonios de sus víctimas. Una de ellas explicó al tibunal cómo se sentía: "me ha destrozado a un nivel que no es descriptible. La única cosa que me ha dejado es vergüenza e ira".

Otra mujer confesaba que "ahora cuando veo que alguien me mira fijamente... ¿se estará acordando de mí?".

El fiscal del caso argumentó que Kevin es una persona "vengativa", y que "obtenía placer hiriendo a sus víctimas" y usaba Internet como "una herramienta de destrucción". El hecho de extorsionar, pidiendo dinero para quitar las fotos, sin duda ha actuado como agravante. Y como arrepentirse no exime de la condena, Kevin Bollaert tendrá que pasar los próximos años de su vida en prisión.

[Fuente: NBC San Diego]