Wifi Ñ, nuevo estándar de conexión

Wifi Ñ, nuevo estándar de conexión

"Todo el día a la carrera, siempre corriendo, esto es un agobio, la verdad". Son palabras de Michael Cimino, padre del nuevo estándar de conexión Wifi Ñ. Afirma que la idea se le ocurrió un día, de cañas con sus amigos por La Latina (Madrid). No había dado cuenta ni de la mitad de la caña con limón que acababa de pedir, cuando el camarero, con un movimiento parecido al golpe de la cobra, le retiro el vaso y le invitó a pedir otra consumición o a marcharse y dejar los 5,2 centímetros cuadrados de barra, que entonces estaba ocupando, a otros clientes. Tras frenar su primera reacción, que habría consistido en recitarle una letanía de insultos al camarero, optó por relajarse, contar hasta diez y, precisamente entonces, cuando estaba a punto de saltar del tres al cuatro, tuvo una idea. ¿Y si el futuro está en el pasado?, se preguntó el joven. Con esa nueva visión, y marchándose sin pagar en un descuido del camarero, volvió a su casa y empezó a trabajar de inmediato en el que, todo apunta, será el sistema de conexión inalámbrica que emplearemos los próximos años.

Puesto al habla con su amigo, el analista de redes Derek Zoolander, ambos empezaron a trabajar en la lista de especificaciones del estándar inalámbrico Wifi Ñ:

  • ¿Velocidad? La justa, las prisas son para los ladrones.
  • Codificación de datos con Morse. Los sistemas CSMA con detección de colisión son una fantasmada.
  • Nos tenemos que hacer unas fotos con Instagram y subirlas al Twitter.
  • Retrocompatibildad, lo vintage es hypster y cool

Ocho meses después de aquel momento, Michael y Derek conseguían establecer la primera conexión inalámbrica en una red Wifi Ñ. Confiesan que todavía emplean Morse sobre TCP/IP, ya que las primeras intentonas de emplear Morse en todos los niveles OSI han resultado un fracaso: "Intentabas mandar una foto y el destinatario recibía, en el mejor de los casos, una miniatura de la misma que recordaba sospechosamente a la mierdecita del Whatsapp". Lo que sí ha sido un éxito es la recuperación de compatibilidad con dispositivos antiguos. Derek se ha sentido especialmente feliz al recuperar una máquina de coser Singer, recuerdo de su abuela, que ha resultado ser plenamente compatible con Wifi Ñ. "¡Esto abre un mundo nuevo de posibilidades!", afirmaron ambos diseñadores, al tiempo que corrían a recuperar una lámpara de gas, un carromato, varias chisteras, un ábaco y un orinal que podrían ser compatibles con el nuevo sistema de conexión, y que hasta ahora dormían en un frío y triste almacen, olvidados por el mundo.