Skip to main content

10 veces más potente que una bomba atómica, el asteroide que no vimos venir

Bola de fuego

26/03/2019 - 08:02

Hay muchas rocas espaciales que impactan sobre la Tierra a lo largo del año. La inmensa mayoría no son trascendentes y solo interesan por lo que podemos aprender de ellas, pero hay meteoritos y asteroides que sí son peligrosos para nosotros. Y el de hace unas semanas que se estrelló sobre el mar de Bering, podría haberlo sido de ese tipo.

Los asteroides son un problema para la NASA y otras agencias espaciales. Son lo suficientemente grandes como para adivinar dónde caerán, pero también con el tamaño justo para estar en el límite de lo que podemos atisbar con tiempo para reaccionar.

El pasado 18 de diciembre, uno de estos asteroides impactó sobre la atmósfera a una velocidad de 32 kilómetros por segundo. La energía liberada fue de 173 kilotones, lo que supone diez veces más que la energía de la bomba atómica utilizada en Hiroshima, la bomba Little Boy.

Estela y explosión del asteroide

Estela y explosión del asteroide.

Afortunadamente, no nos enteramos del impacto de este asteroide hasta hace unos días, cuando diferentes agencias compartieron imágenes de la explosión en la atmósfera, sobre el mar de Bering.

En las imágenes que acompañan este artículo podéis ver la explosión que tiñó de naranja el el cielo, algo que se aprecia claramente gracias a la nubosidad ese día.

Ahora bien, ¿hay que preocuparse? Como decimos, la Tierra es alcanzada constantemente por asteroides y otros cuerpos espaciales, que pasan cerca o explotan en la atmósfera produciendo ''poca'' energía. Sin embargo, un objeto tan grande como el del pasado 18 de diciembre solo llega dos o tres veces cada 100 años.

Y... ¿pueden ser dañinos? Sí, y mucho, como demostró el asteroide que cayó en 2013 cerca de Cheliabinsk, ocasionando más de 1.400 heridos debido a la onda expansiva.

Así es como la NASA buscará vida en las cuevas de Marte

Como decíamos antes, es complicado monitorizar cuerpos de cierto tamaño antes de que lleguen a las ''inmediaciones'' de la Tierra, pero la NASA quiere conseguirlo de cara a 2020 cuando, según cálculos de la agencia, puedan detectar el 90% de objetos de más de 140 metros, como leemos en Gizmodo.

Más:

#Destacado

Ver ahora: