2016 bate el récord de temperatura y es el año más caluroso

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Aumento de las temperaturas en 2016 como consecuencia del calentamiento global

Ha vuelto a ocurrir. El cambio climático es la consecuencia directa del calentamiento global, cuyo efecto más directo a la subida de las temperaturas en todo el planeta. La prueba palpable de que es real y muy peligroso es que 2016 batió todos los récords, situándose como el año más caluroso desde que se guardan registros.

Esta circunstancia sería ya de por sí preocupante, especialmente si tenemos en cuenta que la temperatura de los polos se mueve en dirección contraria a la habitual. Sin embargo, lo que hace verdaderamente grave este récord es que no es aislado. A 2016 le siguen 2015 y 2014 como segundo y tercer clasificado en este triste ranking.

La temperatura de la Tierra durante los últimos doce meses fue 0,83º superior a la media registrada. Esta variación puede parecer mínima, pero no lo es. En algunas zonas el calentamiento global ha golpeado incluso más fuerte, alcanzando máximas nunca vistas. La consecuencia directa es el deshielo de los Polos, que están en mínimos históricos.

Desde 1880 se guarda registro de las temperaturas en distintos puntos del planeta. El ascenso de las mismas ha sido una constante desde entonces, aunque en la última décadas se ha disparado de forma alarmante. Las catástrofes naturales, como huracanes, olas de frío o de calor han terminado por hacerse comunes incluso en zonas que antes no las sufrían.

Esta es la bombilla LED barata y de bajo consumo más vendida en Amazon España

“A menos que veamos un super erupción volcánica, es previsible que se vuelva a batir el récord de calor en pocos años” ha declarado Piers Forster al Daily Mail, experto en clima de la Universidad de Leeds. Sólo una capa de cenizas lo suficientemente espesa sería capaz de bloquear el sol y reducir las temperaturas.

Los Acuerdos de París alcanzados entre casi todos los países en la capital francesa ya deberían estar aplicándose. Su objetivo es reducir drásticamente la emisión de gases de efecto invernadero. Así se lograría frenar a tiempo el cambio climático, final último de todas las convenciones sobre el clima.

Qué es el invierno nuclear y por qué deberíamos temerlo

No obstante, son pocos los que están cumpliendo con lo prometido. Países como Alemania o Portugal sí están poniendo de su parte para fomentar las energías renovables, mientras que Estados Unidos se prepara para un revés importante en sus objetivos con la llegada de Donald Trump a la presidencia.

Mientras tanto, cada ciudadano tiene la responsabilidad de poner de su parte para reducir el consumo energético. La iluminación del hogar es un buen primer paso, al menos hasta que los coches eléctricos estén ampliamente disponibles. Será entonces cuando veremos definitivamente qué puede hacer la tecnología por salvar el planeta.

[Fuente: Daily Mail]