Skip to main content

4 razones por las que el trabajo te hace engordar (y cómo evitarlo)

comer en el trabajo

17/07/2018 - 06:00

Si pasas buena parte de tu jornada laboral sentado en una silla, ya debes saber que trabajar te ayuda a engordar. Pero el sedentarismo no es el único motivo por el que tu empleo hace que aumente tu peso: también hay otras razones por las que el trabajo te hace engordar. En este artículo te mostramos algunas de ellas y cómo evitarlas para mantener tu peso ideal.

Sales a comer fuera

Aunque las empresas suelen contar con un espacio para que los empleados coman la comida que traen de casa, el ritmo de vida actual hace que salgamos a menudo a almorzar fuera cuando estamos en el trabajo. Los resultados de un estudio publicado en Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics revela que las personas que comen en restaurantes pierden una media de 2,2 kg menos que quienes consumen los alimentos que preparan en casa. 

La solución a este problema es simple: planifícate bien para llevar la comida de casa. Si entre semana te queda poco tiempo para cocinar, aprovecha el fin de semana para preparar los menús de los demás días. 

El viaje del trabajo a casa es un infierno

Tanto si vas a trabajar en coche como en transporte público, si tu empresa está en un lugar muy concurrido en hora punta el viaje de casa al trabajo y viceversa puede ser un verdadero infierno. Los atascos de tráfico y los autobuses y trenes abarrotados nos ponen de mal humor y nos estresan, lo que propicia que comamos alimentos calóricos por ansiedad. 

Para ponerle remedio, intenta salir un poco antes o después de los momentos de mayores aglomeraciones, o si puedes aprovecha y recorre a pie trayectos que habitualmente haces en transporte público. 

Haz la compra al mejor precio en Amazon Pantry, el supermercado de Amazon

Trabajas muchas horas

Si tu jornada laboral suele prolongarse por encima de las siete u ocho horas o si haces horas extra, aumenta tu nivel de estrés y de cansancio, una situación que puede despertar tu apetito e incrementar la ansiedad por comer. 

Para evitar engordar por trabajar muchas horas, es recomendable que identifiques qué es lo que desencadena tu impulso por comer y que planifiques estrategias para poner remedio. Estos cinco trucos para dejar de comer entre horas y adelgazar te serán de gran ayuda.

Solo te comunicas por teléfono, correo electrónico o mensajería

Las nuevas tecnologías nos permiten comunicarnos de una manera rápida, directa y cómoda con los demás. Aunque esto tiene muchas ventajas, también puede tener inconvenientes para nuestra salud, ya que hace que nos movamos mucho menos. 

Si no quieres engordar por este motivo, en lugar de escribir un correo electrónico a un compañero ve a hablar con él a su sitio, o en vez de reuniros en una sala hacedlo mientras camináis dando un paseo.

Ver ahora: