Skip to main content

5 signos de la evolución humana que puedes encontrar en tu cuerpo

signos evolución humana

04/07/2018 - 16:49

El cuerpo humano ha ido cambiando a lo largo de la historia para adaptarse al medio, por lo que nuestro organismo es el resultado de un proceso evolutivo constante. Aunque no lo sepas, en tu cuerpo todavía puedes encontrar signos de la evolución humana, que son partes que en la actualidad no nos resultan útiles pero que en nuestros antepasados tenían una función.

En anteriores ocasiones hemos repasado algunas de las pruebas de la evolución humana presentes en tu cuerpo, como el músculo palmaris longus del antebrazo, tres músculos del oído, la piel de gallina o los restos de la cola en el coxis. No obstante, no son las únicas, y ahora vamos a ver otros signos de nuestros antepasados que puedes encontrar en tu cuerpo.

Muelas del juicio

Viendo que a muchas personas se las extraen sin consecuencias, seguro que en más de una ocasión te has preguntado para qué sirven las muelas del juicio. Nuestros ancestros tenían las mandíbulas más grandes y tenían espacio suficiente para el tercer conjunto de molares. 

Sin embargo, la evolución ha reducido el tamaño de la mandíbula para darle más espacio al cerebro, lo que hace que muchas personas no tengan sitio para ellas y crezcan dentro de las encías.

Pliegue semilunar del ojo

Quizá te hayas preguntado alguna vez para qué sirve el pequeño pliegue que tenemos en la zona del lagrimal. Se llama pliegue semilunar del ojo y es un vestigio de un párpado adicional llamado membrana nictitante, que todavía se observa en muchas especies de reptiles, mamíferos y aves. 

La mayoría de los primates, entre ellos los humanos, lo han perdido. La razón puede ser porque usamos las manos para tomar los alimentos en lugar de hacerlo directamente con la boca, lo que hace innecesario proteger tanto los ojos.

Aprende más sobre la evolución humana con estos libros de Amazon España

Hipo

Los científicos creen que el hipo podría ser un remanente de nuestros ancestros anfibios. Cuando se produce este fenómeno, los músculos que utilizamos para inhalar se contraen y las cuerdas vocales se cierran al mismo tiempo.

En la actualidad no se conoce el propósito del hipo en los humanos, pero los anfibios tienen un patrón de movimiento similar: cuando un renacuajo traba agua, cierra la abertura para los pulmones y expulsa el líquido a través de sus agallas.

Reflejo de agarrar de los bebés

¿Te sorprende ver la fuerza que tienen los bebés para agarrar? Este reflejo se prolonga durante los primeros cuatro meses de vida aproximadamente, y se cree que es un vestigio de cuando los humanos recién nacidos tenían que sujetarse por sí mismos agarrándose al cuerpo velludo de sus padres.

¿Cómo evolucionará la raza humana? Estas son algunas teorías

Ojos azules

Hace entre 10.000 y 6.000 años, todos los seres humanos tenían los ojos marrones, pero una mutación genética produjo el color azul. Aunque no hay una ventaja evolutiva aparente de tener los ojos azules, ha persistido a lo largo del tiempo.

Sin embargo, este rasgo tiende a remitir. En la actualidad, uno de cada seis estadounidenses tiene los ojos azules, menos de la mitad de los ciudadanos que nacieron con este color de ojos en el siglo XX. Los científicos creen que esto es debido a la convivencia y emparejamiento de distintos grupos étnicos.

Ver ahora:

Te recomendamos