Skip to main content

6 trucos simples y rápidos para comer más sano

Comer mejor

02/10/2021 - 00:47

Comer más sano no es solo una intención. También exige un tiempo que no siempre tenemos. Estas recetas rápidas te ayudarán.

Preparar una sabrosa pizza o un perrito caliente apenas lleva unos minutos. Pero si quieres preparar una ensalada variada, un guiso vegetal u otra comida sana, necesitas abundantes ingredientes frescos, y un tiempo de lavado, cortado y preparación, que no siempre tenemos.

La nutricionista Jillian Kubala explica en Healthline 6 trucos simples y rápidos para comer más sano sin casi esfuerzo.

Se trata de recetas rápidas o simples añadidos que puedes usar con tus platos convencionales, que no llevan tiempo, no hay casi preparación, y no ensucias boles o sartenes, preparando cosas por separado.

Son consejos muy fáciles de seguir, que pueden sacarte de un apuro cuando tienes prisa y no quieres recurrir al clásico Yatekomo.

Pruébalos, porque merecen la pena. ¡Y no hay que renunciar al sabor!

Boniato

El boniato es más dulce que la patata, así que se puede aprovechar para comer sano y fácil, sin renunciar al sabor.

Asa uno o varios boniatos al horno, y rellénalos con verduras salteadas, pollo a la plancha o queso, con tu salsa favorita. Rápido de preparar, muy sabroso, y es una comida sana.

Curry

Para añadir sabor a las comidas sanas, el curry es una gran opción. Esta especia picante puede usarse en lugar de la sal, y además tiene propiedades saludables. Y pega con casi todo.

La elección obvia es usarla con el pollo a la plancha, pero también puede usarse con garbanzos, boniatos, arroz o quinoa.

Frittata

La frittata es similar a la tortilla de patata española, pero en lugar de usar patata se usan vegetales.

Si acostumbras a tomar tortilla de patata o tortilla a la francesa (solo huevo) una o varias veces por semana, sustituye al menos uno de estos platos por una frittata.

Es tan sencillo como añadir al huevo, cuando lo bates, algún ingrediente vegetal: espárragos, espinacas, boniatos, calabacines, cebollas, ramilletes de brócoli, champiñones o tomates. También se puede añadir un poco de hierbas, especias, salmón o pollo.

Es una comida nutritiva y sabrosa, sin demasiadas calorías.

Boles de gano

Los boles de grano son fáciles de preparar, y muy nutritivos. Aportan gran cantidad de minerales y fibra.

Cuece un puñado de grano (arroz integral, quinoa, mijo) y añade la proteína que más te guste: pollo a la plancha o cocido, un huevo frito o cocido, gambas, salmón, etc.

Termina con tu salsa favorita, o simplemente un poco de aceite de oliva y limón. 

Ensaladas que sacian

El problema de muchas ensaladas es que no sacian demasiado, así que no pueden usarse como comida única.

Puedes resolver este problema si añades proteína. Prepara tu ensalada favorita y añade trozos de pollo a al plancha, boniato, huevo cocido, salmón, alubias cocidas, etc.

La ensalada te saciará mucho más, y no tendrás que comer otra cosa.

Pasta vegetal

La mayoría de la gente se prepara unos espaguetis o unos macarrones rápidos con tomate frito y queso rallado.

Cambia la pasta blanca por pasta integral, y sustituye el tomate y el queso por pollo a la plancha o garbazos. Añade algún vegetal, como espinacas, y una salsa tipo pesto, marinara o aceite de oliva.

Seguirá siendo sabroso, y es mucho más sano.

Etiquetas:

Lifestyle, Salud, Familia

Y además