Skip to main content

7 ejercicios para quemar grasa nadando aptos para todos

Ejercicios fáciles de natación para adelgazar.

25/04/2018 - 06:00

La natación es un deporte ideal para el verano, fecha en la que abren numerosas piscinas al aire libre en las que puedes hacer ejercicio tranquilamente y de forma divertida. Para que aproveches el período estival, hemos recopilado algunos ejercicios fáciles de natación para quemar grasa.

Son aptos para todos los niveles, desde los que apenas saben desplazarse en el agua hasta los que dominan la técnica de forma mucho más avanzada. Básicamente todos consisten en ejercicios o una serie de ellos de alta intensidad, los mejores para activar la quema de grasas en tu organismo.

La natación para adelgazar quizás no es el deporte más recomendable, puesto que no está entre los que más calorías queman. Su ventaja es que puedes practicarla independientemente de tu edad o estado físico, ya que al ser en el agua en impacto sobre las articulaciones es casi nulo, por eso es una muy buena opción para personas con lesiones de rodilla o columna.

A continuación detallamos los ejercicios para quemar grasa en la piscina que todo el mundo puede hacer. Es recomendable hacerlos a un 70-80% de tu capacidad durante al menos media hora.

1. Piernas con tabla o en estático

Las piernas y los glúteos concentran buena parte de la masa muscular del cuerpo, y eso hace que ponerlas en movimiento a un ritmo alto consuma gran cantidad de calorías. Claro está que también cansa mucho, pero merece la pena intentarlo.

En piscinas, puedes ejercitarlas tanto con tabla como en estático. Para el primer método sólo necesitas agarrar una tabla de natación con ambas manos y mover las piernas a un ritmo constante. Debes procurar no sacar las piernas ni los pies del agua pero moverlos lo más cerca posible de la superficie.

En estático se trata del mismo ejercicio pero agarrado al borde de la piscina o en su defecto a una corchera.

2. Caballito a ritmo alto

Si tienes problemas de movilidad o tu técnica de natación no da para mucho, hay un ejercicio fácil para quemar grasa en la piscina. Con un tubo de corcho de los que se suelen utilizar en estas actividades -aquí un ejemplo- entre las piernas, mueve ambos pies a modo de bicicleta todo lo rápido que puedas.

Se trata de poner en marcha la musculatura de la zona inferior del cuerpo, aunque también puedes combinar el movimiento de piernas con el de brazos a estilo crol. Debes tratar de mantenerte todo lo erguido que puedas, sin inclinarte.

3. Batida de pies

Este ejercicio de natación para adelgazar sólo puede hacerse en piscinas profundas. Consiste en ponerte en vertical flotando en el agua y comenzar a mover los pies a estilo crol intentando sobresalir todo lo posible sobre la superficie.

Cansa mucho, así que probablemente sólo aguantes unos segundos. Lo mejor es que lo hagas en pequeños intervalos de ejercicio-descanso o combinándolo con algún otro ejercicio.

Si no tienes la fuerza de piernas suficiente, puedes también hacerlo agarrado al borde de la piscina.

Estos son los artículos para natación más vendidos en Amazon España

4. Carrera

Correr en una piscina o una playa es uno de los ejercicios que más calorías queman. Lo ideal es que el nivel del agua te llegue un poco más arriba de las rodillas, ni más ni menos. 

En piscinas es más complicado poder hacerlo porque normalmente cubren más, pero en la playa es perfecto. Eso sí, no abuses o tendrás problemas articulares pronto.

5. Arrancadas

Si ya dominas más o menos la técnica de crol, hay un ejercicio de alta intensidad perfecto para quemar grasa en la piscina. Sólo tienes que salir desde uno de los extremos nadando a toda velocidad hasta la mitad de la piscina. Allí debes parar por completo justo para volver a arrancar hasta el otro extremo.

Repítelo todas las veces que seas capaz, pues los cambios de ritmo son perfectos para este tipo de objetivos.

Otra variante si hay varias personas es hacer una especie de "juego del pañuelo", es decir, que dos personas tengan que ir a por un único objeto en el centro de la piscina desde los dos extremos de la misma.

6. Saltos

Si quieres quemar grasa haciendo natación, como habrás notado, varios ejercicios fáciles de hacer no son más que una adaptación de ejercicios en seco al medio acuático. Son ideales porque respetan tus articulaciones.

Uno de los mejores son los saltos. No tienes más que situarte en la zona más profunda de la piscina, dejarte caer a plomo hasta el fondo y agacharte con las rodillas flexionadas. A continuación, salta con toda la fuerza que puedas moviendo las piernas a la vez.

Vuelve a dejarte caer para repetir acto seguido el ejercicio, y así todas las repeticiones que seas capaz de hacer.

MP3 acuáticos para natación, la opción ideal para combatir el aburrimiento

7. Flexiones en borde

Uno de los ejercicios más comunes en las piscinas consiste en tomar aire y soltarlo de forma alternativa agarrado al borde. En realidad, a no ser que quieras oxigenar tus músculos, esto no sirve de mucho.

Lo recomendable es que hagas lo mismo pero elevándote sobre el borde con tus brazos. Viene a ser una especie de flexión que realizas sobre el borde de la piscina, manteniendo siempre las piernas dentro del agua.

Este ejercicio es perfecto para ejercitar tus tríceps.

[Imagen de portada: Simply Swim UK / Flickr]

Tags:

#Deporte

Ver ahora: