Skip to main content

7 ideas para picar entre horas sin poner en peligro tu dieta

Fruta

18/05/2018 - 19:45

Ahora que se acerca el verano, es muy probable que te encuentres en plena operación adelgazamiento. Eso no tiene por qué implicar pasarlo mal, y es que hay algunos snacks ligeros para picar entre horas que no echarán a perder tus progresos.

Está comprobado que una dieta baja en calorías no siempre funciona del todo bien, y es que al cuerpo no le sienta nada bien comer menos de la cuenta. Por eso deberías darte algunos pequeños placeres, snacks bajos en calorías que te sacien y te permitan picar sin engordar.

Es complicado encontrar algo adecuado, aunque la fórmula está claro: que te sacie, que tenga bastante volumen y que no contenga azúcares ni grasas saturadas. De esta forma conseguirás mantener a raya al hambre sin problemas.

A continuación te sugerimos algunas propuestas que te vendrán muy bien.

Zanahorias

Las zanahorias son perfectas para la dieta, un alimento que deberías incluir como tu snack de cabecera si tu objetivo es perder peso. Se trata de uno de los alimentos saciantes que mejor funcionan.

Su alto contenido en fibra hace que no tengas hambre durante varias horas después de comerte un par de zanahorias, así que si te gustan, no lo dudes.

Zanahorias

Yogur natural sin azúcar

El yogur sin azúcar -pero con grasa- es otra idea para picar entre horas sin engordar. Aunque tiene grasas lácteas, estas son buenas para sentir el estómago lleno.

Además aporta proteínas y otros nutrientes necesarios sin que su contenido calórico sea elevado. Puedes completarlo con trozos de fruta o frutos secos.

Estos son los 100 alimentos más sanos del planeta

Tostada de aguacate

Comida Tostada de aguacate y huevo

El aguacate está de moda, aunque ha sido injustamente vilipendiado por parte de algunas personas debido a su alto contenido en grasas de origen vegetal, totalmente necesarias para una alimentación equilibrada.

Al igual que ocurre con las zanahorias, son ideales para la dieta porque te sacian bastante, especialmente si añades la fibra propia del pan.

Tomate con queso y orégano

Comida tomates verdura

El tomate tiene muchas vitaminas y también gran cantidad de agua, dos componentes que te harán sentir lleno en cuanto te comas un par de piezas.

Para que cunda más y te llene más psicológicamente, puedes cortarlo en rodaja y añadirle un poco de queso de algún tipo, como por ejemplo mozzarella. Otra opción es añadirle un poco de aceite de oliva y orégano.

Frutos secos

Cacahuetes frutos secos

Los frutos secos son todo un clásico, alimento perfecto para picar entre horas sin poner en riesgo tu dieta. Aunque hay quien piensa que engordan, tras décadas de investigación no se ha hallado evidencia que relacione su consumo con el aumento de peso.

Puedes comer cualquier fruto seco con tranquilidad, eso sí, en su estado natural. Nada de comerlos fritos.

Frutas de cualquier tipo

Fruta sandía

Las frutas se pueden dividir en muchos tipos, aunque para esta clasificación lo vamos a hacer en dos: las fibrosas y las acuosas. Un ejemplo del primer grupo serían las manzanas, mientras que en el segundo destacan la sandía y las uvas.

Si vas a comer pronto y simplemente necesitas algo para matar el hambre rápido, las frutas acuosas son perfectas. Si lo que quieres es comerlas por ejemplo a media mañana, es mucho mejor recurrir a piezas fibrosas.

Sandwich de huevo y lechuga

Algunas personas huyen del pan cuando están a dieta pero, ¿tiene sentido? Es un alimento con mucha fibra, imprescindible para el buen funcionamiento del intestino. Además comer aliementos ricos en fibra evitará que piques cosas peores.

Por eso un sandwich no tiene nada de malo, siempre que sea saciante y sin azúcares ni grasas. Una buena opción es hacerlo con huevo y lechuga, o incluso con atún. Son snacks ligeros y bajos en calorías con muchas proteínas.