Los accesorios de móviles entre lo que más se roba en España

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
España es el sexto país en número de hurtos

El Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2014-2015, publicado por The Smart Cube y Checkpoint Systems, lo indica claramente: España es el sexto país del mundo con más hurtos, pese a que la tendencia de las cifras sea a la baja.

El estudio refleja que a pesar de que el número de hurtos en establecimientos comerciales ha descendido un 5,16%, según las cifras que maneja el Ministerio del Interior, aún somos el sexto país en cuanto a este tipo de "pequeños" robos sin violencia ni intimidación por medio.

En el área de los productos electrónicos, los hurtos representan el 1,13% de las cifras de venta totales, mientras que los hurtos en general representan el 2,21% de la facturación del retail en España, un total de 4.144 millones de euros.

Como era de esperar, el robo de móviles centra buena parte de estas cifras, ya que entre los productos tecnológicos que más se hurtan se encuentran smartphones y tablets, accesorios, conectores y artículos multimedia, según el mencionado Barómetro detalla. 

Curiosamente, los productos electrónicos no son la primera elección entre lo que más roban los españoles. En primer lugar figuran la ropa y complementos de moda, seguidos por los artículos de bricolaje (pilas) y, ya en tercera posición, los accesorios para móviles.

Connected Cycle, un pedal inteligente para evitar robos

Precisamente acabamos de entrar en los dos meses durante los cuales los españoles cometen más hurtos: en noviembre y diciembre, coincidiendo con la campaña navideña de los comercios, este tipo de delitos aumenta.

Una de las tristes consecuencias que estos delitos producen en los comercios es la inversión necesaria para evitarlos o, por lo menos, minimizarlos. En nuestro país, un 1,37% de las ventas se invierte para contrarrestar los efectos de los hurtos.

Entre los métodos de seguridad más utilizados en los establecimientos comerciales de España destaca el uso de las etiquetas con medidas antihurto, alcanzando un 78%.