Skip to main content

¿Aceptarías que tu jefe concediese diez deseos a los empleados, en lugar de la paga extra?

Gestión de empresa

06/02/2019 - 19:17

Los empleados de la agencia de marketing Acceleration Partners, con sede en Boston, tienen derecho a una bonificación anual, en función de los beneficios y logros de la empresa, que ronda los 1.000 dólares. Pero no la cobran. Los jefes de la empresa conceden diez deseos a los empleados, a cambio de no pagarles la bonificación extra. Y todo el mundo lo prefiere.

La idea se le ocurrió al CEO de Acceleration Partners, Robert Glazer, aunque reconoce que no es suya, ya que se lo vió hacer a otra compañía. En lugar de pagar la bonificación anual, Glazer propuso a sus empleados concederles 10 deseos (que fueran asumibles, claro).

En los últimos años Acceleration Partners ha cumplido deseos tan curiosos como pagar el viaje a Grecia a una empleada para que pudiese visitar a su abuela, o contratar a un investigador privado para encontrar al hermano perdido de uno de sus vendedores.

Gestión de empresa

Robert Glazer, CEO de Acceleration Partners

¿Cómo funciona exactamente este sistema?

A principios de año, Robert Glazer les pide a sus 130 empleados, que propongan deseos que desean cumplir. Deben basarse en una meta que persigan hace tiempo, o en una relación que deseen reforzar. Es decir, no son deseos monetarios o reinvindicaciones laborales...

El propio Glazer y el responsable de cultura interna de la empresa eligen los 10 deseos que van a cumplir cada año.

Ya hemos comentado algunos de ellos: pagar el viaja a Grecia a una empleada, o contratar a un detective privado para localizar a un hermano perdido hace años.

Aunque solo 10 de los 130 empleados ven cumplido su deseo, los no afortunados se sienten felices por sus compañeros: "El año pasado no fui seleccionado pero igualmente me emocioné por los que sí lo fueron y el sentimiento general era que todo el mundo estaba muy feliz con la iniciativa", explica a Moneyish Kaylee Feldt, asociada de Acceleration Partners.

17 logos de empresas que esconden mensajes ocultos

Los deseos en grupo son los más populares, porque así afectan a más gente. En los últimos años la empresa ha pagado cursos de paracaidismo y de guitarra.

Un grupo de empleados afirmó que querían correr una maratón o un triatlón, por lo que Glazer contrató un entrenador personal para entrenarlos.

"Se sienten realmente emocionados de que nos preocupemos, hagamos el trabajo, llevemos a cabo la investigación y en definitiva nos importe lo que realmente les importa a ellos".

Asumimos que los empleados de Acceleration Partners tienen buenos sueldos, y no sufren penurias económicas, así que pueden prescindir del bono anual. Sería interesante comprobar si la fórmula también funciona en empresas con sueldos mileuristas...

En todo caso, se trata de una idea muy válida porque, como explica Roger Glazer: "el resultado final no solo hace feliz a los trabajadores de manera individual, sino que también hace que todos se sientan más próximos a la empresa".