Logo Computerhoy.com

Ahorra mejorando tus hábitos energéticos mediante la tecnología

Hogar
Termostato inteligente de Viesgo, Toon
Las ‘smart homes’ prometen reducir nuestra factura eléctrica al mismo tiempo que contribuimos al medio ambiente y mejoramos nuestro confort personal. El termostato inteligente será el elemento central de esta ecuación.

A veces no somos conscientes de ello, pero son nuestros hábitos energéticos los que condicionan gran parte del consumo que hacemos, el impacto que tenemos en el medio ambiente y la comodidad a la que nos aferramos en nuestro hogar.

No hablamos sólo de no dejarnos las luces encendidas de forma innecesaria o de dejar puesta la calefacción cuando no hay nadie en casa, sino de muchos otros detalles que marcan la diferencia cuando hablamos de mejorar nuestra calidad de vida con la eficiencia energética en mente.

Desde pequeños gestos como sustituir las bombillas tradicionales por unas de bajo consumo (ayuda a ahorrar hasta un 80% de energía) hasta las grandes transformaciones de la vivienda (como instalar ventanas aislantes -tipo Climalit- que retengan mejor la temperatura interior), pasando por apagar los dispositivos en vez de dejarlos en ‘stand by’ o cuidar el mantenimiento de los pequeños electrodomésticos como el horno y la nevera: son muchas las cosas que podemos hacer para cambiar la forma en que nos relacionamos con la electricidad en nuestra casa.

Ahorra mejorando tus hábitos energéticos mediante la tecnología

En este terreno, las nuevas tecnologías están cobrando un papel cada vez más relevante, como sucede con muchos electrodomésticos -como neveras o lavadoras- que han ido incorporando paneles en los que nos muestran su consumo al instante y nos ofrecen recomendaciones para ajustar, de forma sencilla, el gasto que realizan.

Gracias a los distintos avances -primero en domótica, luego en hogar conectado o ‘smart home’-, ya es posible controlar de forma sencilla el consumo energético que hacemos en tiempo real.

También podemos automatizar tareas para evitar estar pendientes de apagar y encender la calefacción,  o para garantizarnos siempre una temperatura perfecta en el hogar. 

En el mismo sentido, han surgido muchas apps móviles que nos aportan información adicional sobre nuestros hábitos en casa y nos permiten corregirlos para ahorrar más en la factura de final de mes. 

Por ejemplo, los clientes de Viesgo, pueden instalar en sus smartphones o tablets la app Tu Oficina Online, disponible tanto para iOS como para Android, la primera aplicación que ofrece la posibilidad de conocer tu consumo en euros por horas y días. Esto permite a los clientes de esta compañía, conocer perfectamente su gasto y mejorar su ahorro en la factura.

En el epicentro de todo ello, existe un nexo común que también ha evolucionado tecnológicamente. Es el termostato, el nodo central que conecta los distintos equipamientos  y se ocupa de centralizar todos los eventos que ocurren en la casa.

Un termostato es un dispositivo realmente sencillo en su concepción: dos finas láminas de metal que unidas entre sí poseen un coeficiente de dilatación térmico diferente entre ellas.

Cuando se produce un cambio de temperatura, la lámina cambia de forma y actúa sobre un circuito eléctrico que abre o cierra el paso a la corriente o a la calefacción, según sea el caso.

Su irrupción ya fue todo un avance en la historia de la eficiencia energética, pero con la incorporación a su seno de conectividad en tiempo real, su impacto llega a ser exponencialmente mayor.

Así pues, conocemos ya interesantes propuestas de termostatos inteligentes que nos ofrecen esa combinación tan deseada de comodidad, sostenibilidad y ahorro a final de mes.

Como Toon, un dispositivo impulsado por Viesgo que permite controlar la calefacción desde el móvil y así controlar el consumo de gas. También nos informa del consumo de electricidad en kWh. De esta manera, podemos obtener un control total de la energía de la vivienda y sembrar, así, las primeras raíces para hacer de nuestra tu casa un hogar inteligente.

Adicionalmente, Toon permite gestionar en remoto la calefacción de la vivienda justo antes de llegar a casa o desde el trabajo, por ejemplo.

Su funcionamiento es tremendamente sencillo, pero no por ello menos potente: Toon va ligado a un medidor de consumo que se instala en el cuadro eléctrico. Eso nos permite establecer programas semanales para adaptar el consumo a las diferentes épocas del año o a distintos estilos de vida e interconectar otros dispositivos como luces, o enchufes inteligentes.

En definitiva, pasar de entender la energía como un asunto de variables independientes (luz, calefacción, etc.) para comprenderla como la base de todo el hogar. Parece una conclusión obvia, pero en ocasiones se nos olvida que todo lo que hacemos en casa tiene un impacto directo sobre nuestro consumo.

Ahorra mejorando tus hábitos energéticos mediante la tecnología

En el caso de este termostato inteligente, al no limitarse sólo a gestionar la caldera de gas y el contador de la luz, Toon seguirá aumentando sus funcionalidades para proporcionar consejos sobre cuándo debemos cambiar los electrodomésticos de nuestra casa o modificar su configuración para reducir nuestro gasto.

Por ejemplo, podremos saber cuándo un frigorífico está consumiendo más de lo necesario para ajustar la temperatura o para comprobar si está sufriendo algún problema que requiera mantenimiento o su sustitución.

En España estamos comenzando a descubrir el potencial de estos dispositivos inteligentes, pero la implantación de termostatos conectados ya es una realidad muy extendida en otros mercados, como EEUU o Europa.

De hecho, en el caso de Toon, más de 350.000 hogares en Bélgica y Países Bajos ya utilizan este equipo, que acaba de aterrizar en nuestro país con la ambición de revolucionar para siempre la interacción que tenemos con la casa, la energía y la sostenibilidad.

Computerhoy para Viesgo

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además