Skip to main content

Algas modificadas genéticamente convierten energía solar en medicina

algas producen medicamentos

20/05/2016 - 21:33

Investigadores de la Universidad de Copenhague han manipulado genéticamente unas microalgas para que generen compuestos químicos a partir de la energía solar.

Un grupo de científicos de la Universidad de Copenhague ha manipulado genéticamente una cepa de microalgas para que pueda generar compuestos químicos a partir de la energía solar. Este avance puede allanar el camino para encontrar un método eficiente, barato y ecológico para obtener diferentes productos, por ejemplo los compuestos farmacéuticos.

En la actualidad, uno de los problemas a la hora de fabricar medicamentos reside en algunos de los productos necesarios para elaborarlos solo se pueden obtener a partir de plantas medicinales.

"Un fármaco contra el cáncer como el taxol, por ejemplo, está hecho de tejos viejos que producen de forma natural la sustancia en su corteza. Es un proceso engorroso y como consecuencia el tratamiento es costoso", explica Agnieszka Janina Zygadlo Nielsen, una de las integrantes del equipo de investigación. "Este problema quedaría resuelto con las microalgas". 

Lo que han hecho estos científicos es secuestrar una parte de la energía que las algas producen con sus sistemas fotosintéticos. Esta energía se dirige a una parte de la célula modificada genéticamente que es capaz de producir diversos materiales químicos complejos.

Gracias a esta manipulación, estas microalgas se convierten en pequeñas factorías que elaboran compuestos químicos con el sol como fuente de alimentación. Entre los productos que pueden fabricar se encuentran compuestos para el tratamiento del cáncer con quimioterapia, bioplásticos, sustancias saborizantes o también perfumes y fragancias. 

Esta algas liquidan el 90% de las células cancerosas

Este sistema se puede ejecutar de maner sostenible y continua. "Nuestro estudio muestra que es posible optimizar los procesos enzimáticos en las células utilizando solamente luz solar, agua y CO2 por cultivo en bolsas de plástico transparente en un invernadero", explica Thiyagarajan Gnanasekaran, otro investigador del equipo. 

Sin embargo, los científicos hacen hincapié en que este sistema tiene sus limitaciones en el presente. Esto es debido a que las algas utilizan gran parte de la luz solar para mantener sus propios procesos metabólicos en marcha, lo que impide que puedan producir grandes cantidades de productos químicos. No obstante, confían que en el futuro podrán superar estas limitaciones.

Ver ahora: