Logo Computerhoy.com

Los Alpes se están volviendo verdes en tiempo récord por culpa del cambio climático: una comparativa nos lo muestra

Cuando uno piensa en los Alpes, la primera imagen que nos viene a la cabeza es la de sus cumbres nevadas. Una imagen que pronto podría convertirse en un recuerdo.

Los Alpes se están volviendo verdes por culpa del cambio climático: una comparativa nos lo muestra

Dolomitas (Alpes)

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

No es ningún secreto que la nieve y los glaciares están desapareciendo en todo el mundo. Pero los científicos alertan de que este deshielo se está produciendo más rápido de lo que marcaban las peores predicciones posibles.

Es el caso de los Alpes, la cadena montañosa de Europa Central, que está sufriendo un efecto llamado "greening": la nieve y el hielo están siendo sustituidos por vegetación verde. Y, en contra de lo que aparenta, es una noticia nefasta.

Aquí puedes una comparativa entre el hielo y la nieve de los Alpes en 1984 y en la actualidad, en imágenes de satélite tomadas el mismo día, pero con 38 años de diferencia. Desliza la barra para ver la diferencia:

Hay que tener en cuenta que la imagen de 1984 está en blanco y negro, pero si comparamos las diferencias entre imágenes, y no el color, vemos cómo hace 38 años había mucho más hielo y zonas nevadas.

Según un estudio llevado a cabo por las universidades suizas de Basel y Lausana, recién publicado en la revista Science, el 77% de la superficie de los Alpes ha experimentado un crecimiento del greening, desde 1984.

Según otro estudio que comenta ScienceFocus de la BBC, que data de 2019, la nieve de los Alpes se reducirá en un 25% en los próximos 10 años. El ritmo de deshielo es más rápido que la peor de las previsiones.

Quizá tengas la sensación de que cambiar nieve por vegetación verde no es tan malo. Pero desde un punto de vista climático es nefasto. La nieve y el hielo reflejan los rayos de Sol de vuelta al espacio, evitando así su calor. Sin nieve en los Alpes, las temperaturas en toda Europa aumentarán, favoreciendo aún más el cambio climático.

Así muere un glaciar, visto desde el espacio

Este proceso, además, condena a la extinción a una enorme cantidad de plantas alpinas, adaptadas al hielo y la nieve, que no pueden competir con la especies invasivas y no-autóctonas, que ya están colonizando los Alpes.

Las plantas de montaña sacrifican su fertilidad para hacerse más resistentes al frío y el hielo. Es decir, se reproducen con menos frecuencia que las plantas tradicionales.

Si la nieve se va y otras especies invaden su territorio no podrán competir contra ellas, porque se reproducen más lentamente. Este sistema reproductivo más lento es fruto de una evolución de miles de años, y no se puede "acelerar" rápidamente para adaptarse al cambio climático.

Los científicos predicen que buena parte de las plantas de montaña se extinguirán si no hacemos algo para frener esta crisis climática que ya hace sonar todas las alarmas, pero que los políticos se niegan a escuchar. Comenzarán a reaccionar cuando ya sea demasiado tarde. No solo para los Alpes, sino para nosotros mismos.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: EducaciónMedio Ambiente