El aluminio transparente de Star Trek ya es una realidad

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Aluminio transparente ALON Star Trek

La realidad siempre supera la ficción y el universo de Star Trek creado por Gene Roddenberry va camino de no ser una excepción a la vista del avance de la tecnología, que en los últimos años ha traído a nuestro tiempo, por ejemplo, el aluminio transparente del que hablaba el profesor Scott en la cuarta entrega de la saga. 

Hoy los fanáticos de Star Trek ya pueden reservar un intercomunicador oficial idéntico al que aparecía en la popular saga, aunque en este caso funcionará mediante conexión Bluetooth con el teléfono móvil y costará nada menos que 150 dólares.

Pero para invento, sin duda, el aluminio transparente que muchos recordarán porque fue el material intercambiado por Scotty en “Star Trek IV: Misión Salvar la Tierra” con el objetivo de construir un tanque capaz de transportar a dos ballenas de la Tierra a su tiempo.

Esa tecnología hoy ya es una realidad, aunque no exactamente como la que nos enseñó el profesor Scott. Fue descubierto hace unos años por científicos de Oxford y se comercializa bajo el nombre de ALON, aunque su nombre real es oxinitruro de aluminio, un material cerámico compuesto por aluminio, nitrógeno y oxígeno.

Surmet, uno de los contratistas militares más importantes de Estados Unidos, es uno de los principales desarrolladores a día de hoy de este aluminio transparente. Para fabricarlo, se moldea y prensa el polvo de oxinitruro de aluminio y posteriormente se funde a 2.000 grados centígrados durante varias horas antes de ser sometido a un proceso de pulido mecánico.

Esta especie de aluminio transparente posee una dureza enorme, similar a la del zafiro, y es capaz de resistir a las balas. Un cristal antibalas tradicional se compone de una capa de policarbonato intercalada entre dos de vidrio. También tiene tres capas un cristal de aluminio transparente, pero en este caso la exterior es de oxinitruro de aluminio, una intermedia de vidrio y una tercera capa de polímero.

La policía británica vigiló a los fans de Expediente X y Star Trek

El aluminio transparente resiste ante los disparos de armas de pequeño calibre igual que un cristal tradicional, pero resiste mejor ante sucesivos disparas y detiene antes una bala del calibre 50, y eso que pesa la mitad y tiene un grosor mucho menor que un cristal tradicional.

Las aplicaciones de este aluminio transparente ya imaginado en Star Trek son enormes, por ejemplo para el blindaje de todo tipo de vehículos militares o chalecos antibalas, entre otras cosas porque -en teoría- no haría falta que los cristales o armaduras producidos con este material fuesen reemplazados con el paso del tiempo, y porque se puede producir prácticamente con cualquier forma.

Sin embargo, el oxinitruro de aluminio tiene un grave problema: su coste. Es un material carísimo que hoy por hoy prácticamente solo se utiliza en sensores de misiles, lentes para la óptica en el campo de batalla, gafas de visión nocturna y en las capas exteriores de unos pocos vehículos militares.

Su elevado precio descarta a medio plazo que el aluminio transparente que aparecía en Star Trek llegue, por ejemplo, a las pantallas de nuestros smartphones. Un reto que está mucho más cerca de conseguir el zafiro, del que se lleva rumoreando mucho tiempo que será utilizando por Apple para las pantallas de sus dispositivos. 

[Fuente: Tssbulletproof]