Logo Computerhoy.com

El sadhu indio que lleva 48 años con el brazo levantado por la paz en el mundo

Life
El sadhu indio que lleva 45 años con el brazo levantado

Lo levantó en 1973, y no lo ha vuelto a bajar. Ya no puedo hacerlo, aunque quisiera... Está completamente atrofiado.

En la cultura hindú, un sadhu es un monje o asceta que lo abandona todo para seguir el camino de la penitencia con el objetivo de alcanzar la iluminación.

En el hinduísmo, la vida pasa por cuatro fases: estudiar, ser padre, ser peregrino, y finalmente convertirse en un sadhu.

En 1973, Amar Bharati había superado las dos primeras fases: había estudiado, era empleado de banca en la India, y tenía 3 hijos. Pero no estaba satisfecho con su vida. De repentedecidió abandonarlo todo, levantar el brazo como penitencia por la paz mundial, en honor del dios Shiva, y no volver a bajarlo nunca. 48 años después, sigue manteniendo su promesa:

Hace casi medio siglo inició la peregrinación, se convirtió en un asceta, y hoy es uno de los sadhu más venerados de la India.

"No pido mucho. ¿Por qué nos peleamos entre nosotros, por qué hay tanto odio y enemistad entre nosotros? Quiero que todos los indios vivan en paz. Quiero que todo el mundo viva en paz", explicaba en una entrevista.

Amar Bharati confiesa que los dos primeros años fueron una tortura, especialmente las primeras semanas. El brazo le dolía mucho, el dolor era insoportable. Lo mantenía levantado incluso cuando dormía.

Pero ya había decidido convertirse en sadhu, y su penitencia estaba justificada: la paz mundial y honrar a Shiva, bien vale un brazo levantado.

Amazon Kindle Paperwhite 2021

Kindle Paperwhite 2021

El nuevo Kindle Paperwhite de 2021 estrena una pantalla más grande de 6,8 pulgadas con más brillo, biseles más finos, 8 GB de almacenamiento, es un 20% más rápido, con más autonomía y carga rápida.

A partir del segundo año el brazo comenzó a paralizarse, y dejó de sentirlo.

Han pasado 48 años, y como se ve en las fotografías, el brazo de Amar Bharati se ha atrofiado por completo.

Ahora ya no podría bajarlo aunque quisiera. No puede moverlo, y los cartílagos del hombro y el codo, se han secado. No lo puede doblar. La única forma de hacerlo, sería rompiéndolo.

Para nuestra cultura occidental esta penitencia quizá sea difícil de entender. Pero en el hinduísmo este tipo de hazañas son muy respetadas.

Se estima que existen varios millones de sadhus en la India, aunque la mayoría se conforma con ayunar, rezar y meditar. No hacen penitencias tan extremas.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además