Skip to main content

¿Por qué el año chino empieza en febrero? 2021: El año del buey

¿Por qué el año chino empieza en febrero? 2021, el año del buey

Pexels

12/02/2021 - 07:30

2021 empezó el 1 de enero a las 00:00, pero el año chino tiene otro ritmo, ya que se rige por otro calendario. Te contamos por qué el año chino empieza en febrero y muchas más curiosidades.

Hoy mismo, 12 de febrero de 2021, empieza el año chino que esta vez es el año del buey. Pero no siempre empieza el mismo día, tienen otro calendario diferente al nuestro, y también otros signos del zodíaco, de ahí lo del buey.

El Año Nuevo chino llega más de un mes después de que el resto de la humanidad haya dado la bienvenida al 2021. El año nuevo chino se rige por el calendario lunar, en lugar de por el calendario gregoriano.

ttps://www.youtube.com/watch?v=LQ7OuheUX60

Como curiosidad, el año chino se celebra en una cuarta parte del mundo, no solo en China, sino también en Singapur y Corea del Sur.

¿Cómo es el calendario chino?

El Año Nuevo chino empieza en febrero porque es el calendario tradicional de esa cultura y se guía por un calendario lunisolar en el que los años, meses y días se ordenan según el movimiento regular de la Luna.

El primer día del calendario lunar de China está dentro del día de la segunda luna nueva antes de la fase lunar del conocido equinoccio de primavera. De ahí que se considere como La fiesta de la primavera.

El Año Nuevo chino cambia de fecha, pero siempre entre el 21 de enero y el 20 de febrero marcados por nuestro calendario oficial, el Solar (gregoriano).

¿Por qué el año chino empieza en febrero? 2021: El año del buey

viaja a china

Al basarse en las fases de la luna, cada mes tiene 29.5 días, por lo tanto los 12 meses suman 354 días. Esto quiere decir que el calendario chino tiene 11 días menos que el calendario de accidente, el gregoriano.

Para acortar la distancia entre ambos calendarios cada 3 años se agrega un mes bisiesto, así el Año Nuevo chino nunca se celebra en verano.

La historia de este calendario se remonta al año 2937 a.C que fue cuando se creó el primer calendario chino. No, no ha cambiado desde entonces. La cultura asiática lo mantiene intacto y cada siglo consta de 60 años que están distribuidos en 5 ciclos de 12 años.

¿Por qué el año nuevo chino cambia de fecha?

El año chino se conoce también como La fiesta de la primavera y es una festividad que se celebra en familia desde hace más de 4.000 años.

Cambia de fecha porque no depende de una tradición en sí, como el calendario gregoriano y nuestra religión, que se impuso que el año terminaba el 31 de diciembre. En China se rigen por el calendario lunar chino y el Año Nuevo empieza entre el 21 de enero y el 20 de febrero del calendario gregoriano.

El año chino empieza hoy día 12 de febrero y durará hasta el 31 de enero de 2022. El año concluye con el popular festival de las linternas.

¿Por qué el año chino empieza en febrero? 2021, el año del buey

Pexels

Año chino y simbología

Cada año chino está representado por un animal del zodíaco de China. El 2020 fue el año de la rata y hoy comienza el año del buey. También conocido como Buey de Oro o Buey de Metal.

Cada año corresponde a un animal del horóscopo chino, siguiendo un ciclo de 12 años. Pero es que a su vez, cada signo está asociado a uno de los cinco elementos: oro (metal), madera, agua, fuego y tierra. Por eso este año es el Buey de metal (aparece cada 60 años).

Dependiendo del año en el que hayamos nacido, ese será nuestro horóscopo. A su vez, ese significado se extrapola al año.

Signo Atributo
Rata Sabiduría
Buey Laboriosidad
Tigre Valor
Conejo Atención
Dragón Fuerza
Serpiente Flexibilidad
Caballo Avanzado
Cabra Unidad
Mono Cambiabilidad
Gallo Constancia
Perro Fidelidad
Gato Amabilidad

El orden se debe a la teoría del Yin y el Yang en base a los atributos y a las garras (pies o pezuñas) de cada animal.

Sin duda, febrero es un mes muy especial, ya sea para esa cuarta parte de la población mundial que celebra el año chino, o para el resto que nos regimos por el calendario gregoriano que también tiene su curiosa historia.

En un mundo globalizado como el nuestro, es interesante conocer todas las costumbres y no solo cerrarnos a la que conocemos de cerca. Ya de paso, podemos aprender a felicitar el año en diferentes idiomas, por si queremos adaptarnos a otros países.