Skip to main content

Los árboles genéticamente modificados podrían combatir el cambio climático

Bosque frondoso

DepositPhotos

27/12/2020 - 07:00

Los científicos ponen sobre la mesa la opción de modificar genéticamente nuestros árboles para que puedan combatir el cambio climático, pero también existe un claro riesgo.

Como la lucha para combatir el cambio climático no va nada bien, los científicos han propuesto modificar genéticamente todos nuestros árboles para que puedan absorber más rápidamente carbono de la atmósfera.

Según adelanta la CBC, teniendo en cuenta que contra más árboles menos dióxido de carbono atmosférico y un planeta mucho más sano, se podría optar por utilizar todos los avances genéticos hasta la fecha para crear árboles con mayor capacidad de absorción.

Si bien éticamente puede ser discutible, lo cierto es que cada vez contamos con menos bosques y selvas en nuestro planeta, y los que se están creando desde cero van a tardar décadas o hasta siglos en ser frondosos. Es por ello, que quizás modificar genéticamente los árboles pueda ser una solución mucho más rápida que pueda ayudar a paliar un cambio climático que parece ya irreversible.

La idea viene del Servicio Forestal Canadiense, donde el científico Armand Séguin señala como buena idea “acelerar el tiempo mediante la modificación genética de los árboles para que crezcan más rápido o incluso sobrevivan más a plagas o a nuevas enfermedades”.

Hay muchas formas diferentes en la que los bosques podrían convertirse en mejores sumideros de carbono”, señala Val Giddings, genetista e investigador principal de la  Information Technology and Innovation Foundation. “Quizás en la parte superior de la lista apostaría por la edición de genes”.

Pero modificar genéticamente nuestros árboles podría volverse en nuestra contra, y es por ello que también hay otros tantos científicos que afirman que la modificación genética de plantas “podría causar estragos imprevistos en el futuro”.

Las plantaciones formadas por árboles con tasas de crecimiento aceleradas sería un experimento enorme y peligroso que amenazaría los ecosistemas forestales”, señala Lucy Sharratt, coordinadora de la red canadiense de Acción Biotecnológica.

El ser humano va a tener que reinventarse si quiere paliar los estragos y consecuencias de un cambio climático que parece ya irreversible y que podría hacer la vida en nuestro planeta prácticamente insostenible a partir del próximo siglo.

Y además