Skip to main content

Área 51: historia y mitos de unos de los lugares más misteriosos de la tierra

La CIA confirma la existencia del Área 51

06/02/2021 - 07:00

El secretismo alrededor de la base militar del Área 51 ha fomentado durante décadas la búsqueda de explicaciones a los fenómenos que allí ocurrían y las historias más impactantes terminaron por vencer a las opciones más razonables.

Basta con cerrar una puerta y poner un cartel de “Prohibido el paso” para que la mayoría de personas sientan un mínimo de curiosidad por lo que se esconde al otro lado. Si además les cuentas historias sobre experimentos alienígenas y proyectos secretos del gobierno, ya tienes la base para crear un gran mito o una nueva teoría de la conspiración. 

El aspecto prohibido del Área 51 es lo que hace que la gente quiera saber qué hay allí” ha explicado Peter Merlin, historiador experto en los misterios de esta base militar. Además de la verja metálica y los carteles indicando la prohibición de acceso, el recinto está vigilado por un amplio sistema de cámaras que controlan hasta el más mínimo movimiento en la zona. 

Allí, en medio del desierto de Nevada y a pocos kilómetros de un pequeño pueblo llamado Rachel (que ha acabado conociéndose como la Capital Mundial de los Ovnis) el Gobierno de los Estados Unidos decidió instalar un base secreta y no dar ninguna explicación en décadas de lo que allí dentro sucedía, avivando aún más cualquier mito, teoría o misterio. 

Los mitos

Las sospechas y teorías sobre ovnis o aliens que han rodeado este lugar durante tantos años son de lo más variado. Habitantes de la zona, así como pilotos de aviones comerciales, aseguraban haber visto objetos volando que no se parecían en absoluto a un avión de aquella época y no había registros aéreos, ni explicación gubernamental que arrojara luz sobre esos sucesos. Así creció el mito. 

El 2 de julio de 1947, Mac Brazel, un granjero de Nuevo México, descubrió unos restos extraños en su rancho. Eran palos metálicos unidos con cinta adhesiva, trozos de plástico y reflectores de láminas, junto a otra serie de materiales pesados, brillantes y parecidos al papel. Nada de lo que Brazel había visto hasta entonces se asemejaba al objeto que se había construido con esos pedazos, por lo que llamó al sheriff de Roswell. 

El caso Roswell

El alguacil llamó a su vez a la base militar aérea más cercana que recogió todos los escombros encontrados en aquella zona y se los llevó en camiones blindados. A falta de explicación oficial, el periódico regional, Roswell Daily Record, publicó el siguiente titular: "RAAF captura platillo volante en un rancho en la región de Roswell".

Roswell Daily Record (Ovni)

Wikipedia

Uno de los funcionarios de la Fuerza Aérea trató de tranquilizar a la población tras ese titular asegurando que el supuesto platillo volante era un globo meteorológico que se había estrellado. No convenció mucho. Los restos se podían ver en las fotografías mostradas por el periódico y era bastante evidente que no formaban parte de un globo meteorológico, pero ¿de qué sino? La teoría más rocambolesca ganó a la más sencilla. 

Hasta 1978, el caso Roswell quedó como una anécdota de la zona, hasta que los investigadores Stanton T. Friedman y William L. Moore compararon una serie de entrevistas que cada uno había realizado por separado. La versión de la nave de origen extraterrestre resurgía y se le añadían detalles sobre cadáveres de alienígenas.

Durante varias décadas la historia fue cogiendo fuerza y creciendo. En 1995 se presentó la supuesta filmación de una autopsia a un extraterrestre caído en Roswell. Se terminaría reconociendo que era una farsa. Pero, incluso el astronauta del Apolo 14, Edgar Mitchell, aseguró contar con la confirmación de altos cargos del gobierno que el caso Roswell tenía relación con ovnis y seres no terrestres. 

Sucesivos descubrimientos de objetos extraños y seres sin cara en la región de Nuevo México junto el silencio de las autoridades, avivaban las historias sobre extraterrestres secuestrados por el gobierno estadounidense para examinar sus naves y cuerpos. No obstante, las explicaciones no acabaron ahí.

Experimentos humanos

Otra teoría conspiranoica se ha cernido sobre el Área 51, la idea de que en su interior se realizaban experimentos con seres humanos. El Proyecto Abigail recibe el nombre de Abigail Wester, la hija de uno de los científicos de esta base militar que, según cuenta la leyenda urbana, fue sometida a diferentes niveles de radicación

Los efectos, al parecer, destrozaron su piel y la joven terminó por volverse loca y adicta a las sustancias a las que la habían sometido. Unos dicen que permaneció durante años escondida en una celda dentro de la base y otros que terminó por escapar al desierto. Ningún dato ha probado nada de estos detalles que circulan por la red como una secuela de la serie Stranger Things. Esta serie, en realidad, sí se inspiró en el Proyecto Montauk, cerca de Nueva York, del que tampoco hay muchas pruebas que lo confirmen.

Un libro publicado en 2011 bajo el título "Área 51, una historia sin censura de la base militar más secreta de América" de Annie Jacobson también habla de personas modificadas desde su nacimiento en un proyecto dirigido por el doctor Josef Mengele del régimen nazi y que bajo las órdenes de Josef Stalin trataba de sembrar el pánico en Estados Unidos

Así, hasta supuestos viajes en el tiempo, el Área 51 ha sido un cúmulo de leyendas, mitos e historias sin confirmar que provocan pesadillas a los más pequeños y alimentan el interés de los fans de la ufología, entre otros. Sin embargo, el tiempo ha terminado por desmentir la mayoría de estas hipótesis.

Todo tiene una explicación racional

El propio Edward Snowden afirma haber buscado en los archivos de la CIA alguna prueba sobre la existencia de seres de otros planetas, pero sin ningún resultado. "Los extraterrestres nunca se han puesto en contacto con la Tierra, o al menos no se han puesto en contacto con la inteligencia estadounidense" explica en su libro, Vigilancia permanente. 

Los informes que sí explican lo que allí dentro ocurría se han ido desclasificando con el paso de los años. En ellos, la CIA detalla las pruebas del U-2 (el grupo de música no) un proyecto de investigación y desarrollo para aviones de reconocimiento. Durante la Guerra Fría, Estados Unidos y Rusia luchaban por demostrar su poder tecnológico con la carrera espacial. Cualquier logro conseguido por sus agencias espaciales se anunciaba a bombo y platillo. Sin embargo, también se mantenían en secreto muchos otros proyectos para reforzar la capacidad militar de cada país. 

El Área 51 nació así, con la aprobación del presidente Eisenhower para diseñar un avión de reconocimiento que volara a gran altitud y fuera más difícil de detectar por los rusos para que no pudieran derribarlo. Eligieron el sur de Nevada para hacer las pruebas y entrenamientos. El U2 llegaba a altitudes superiores a los 60.000 pies, mientras que los aviones comerciales de los años 50 se limitaban a los 10 0 20.000 pies y los militares se quedaban en los 40.000 pies. Ver una objeto volador a tal altura no era normal y muchos pilotos dieron la voz de alarma sin recibir una respuesta clara, pues el proyecto debía ser secreto.

Pruebas del U-2 a bordo del USS America, 1984

Pruebas del U-2 a bordo del USS América, 1984

US Navy

El U2 se convirtió en un OVNI, que no olvidemos que se trata de las siglas Objeto Volador No Identificado, nada de marcianos. Los A-12 aviones, F-117A, y TACIT BLUE, entre otros, han sido desarrollados y probado en el desierto de Nevada. 

También se sabe que la NASA realizó pruebas en esta base junto a la Fuerza Aérea en proyectos como el del X-24B: diseños de vehículos aéreos no propulsados

que fueran capaces de regresar a la atmósfera desde el espacio y aterrizar en una pista tradicional. Trabajo que luego repercutiría en los futuros transbordadores espaciales. Aquí os dejamos algunos "platillos volantes".

Pruebas de la NASA

Diseños de vehículos hipersónicos de los años 50 y 60.

NASA

Aunque hubo otros documentos que se desclasificaron antes, en 1998, hasta el 2013 la mayoría de esta información había permanecido en secreto. Son los documentos de ese año los que por primera vez mencionan claramente y en repetidas ocasiones el Área 51, Groom Lake e incluso se añade un mapa de la zona. De todas formas, lo que allí sucede vuelve a ser un misterio y el Gobierno prefiere no dar detalles de los proyectos en los que trabajan los más de 1.000 empleados. Se especula con tecnología para una guerra informática, nuevos aviones más sigilosos y armas avanzadas.

El Área 51 como atracción turística

Ruta 375, Área 51

Getty

Realidad o no, la historia de los aliens ha convertido en un parque de atracciones una zona que de otra forma tendría mucho menos interés. En 1996 el Estado de Nevada renombró la Ruta 375 como "la Carretera Extraterrestre"

Los pocos hoteles que hay allí están ambientados con temática alienígena como el Alien Cathouse, un burdel. Por supuesto, no se recomienda acercarse mucho a la valla de seguridad, pero hay webs donde conseguir consejos para hacer una pequeña excursión por la zona.

Little A'Le'Inn, Nevada

Little ALeInn, Nevada

Getty

La mejor prueba del furor que sigue habiendo con esta base militar fue Storm Area 51, cuando más de un millón de personas se apuntaron para asaltar la base y descubrir el interior. La convocatoria terminó siendo una fiesta de ufólogos y fans del mito por lo alrededores y sirvió para pasar un buen rato en redes sociales, pero los días previos las autoridades advirtieron sobre las consecuencias que puede haber si alguien trata de entrar por la fuerza. 

Ha costado muchos años que se revelara información suficiente para demostrar que dentro de esta base militar no hay seres extraños. No obstante, los documentos desclasificados y las explicaciones gubernamentales no han conseguido eliminar ese aura de misterio que envuelve la historia del Área 51.