Skip to main content

Este arnés con luces LEDs programables para ciclistas está pensado para salvar vidas

Ciclistas

Wayv

31/03/2019 - 11:00

En la carretera, los ciclistas son el eslabón más débil. Lo que para un coche puede ser un pequeño golpe sin importancia, para un ciclista podría resultar mortal. Por eso la start-up británica Wayv ha desarrollado un arnés con luces LED programables para ciclistas, que puede salvar muchas vidas.

En realidad el kit de seguridad está compuesto por tres piezas: un arnés, una luz en el casco, y un botón remoto que lo maneja todo desde el manillar. Los tres se comunican con el móvil a través de Bluetooth.

También existe una app que permite activar o desactivar las luces LED, cambiar la intensidad, y programar diferentes destellos y secuencias de funcionamiento.

Ciclistas

Wayv

El arnés para ciclistas está compuesto por más de 200 LEDs, tanto por delante como por detrás. Se puede colocar sobre una camisa, sobre una chaqueta, e incluso sobre una mochila. Posee dos grandes intermitentes amarillos para indicar la dirección en la que va a girar el ciclista, y una gran X roja que funciona como luz de posicionamiento.

La unidad del casco está diseñada para engancharse en la parte trasera de cualquier casco de ciclista que se vende en la actualidad. También dispone de los intermitentes, y la luz de posicionamiento.

Todo se controla con el botón que se coloca en el manillar. Su principal característica es que no es un pulsador, sino que basta con deslizar el dedo en una u otra dirección, para activar uno u otro intermitente. Con este sistema el ciclista no tiene que soltar el manillar para indicar el cambio de dirección.

Los tres elementos disponen de su propia batería independiente, ya que funcionan por separado. Por ejemplo un día puede interesarte lucir solo las luces del arnés, o las del casco.

Una recarga, a través de USB, permite usar el arnés durante 5 días, las luces del casco durante 7 días, y el botón remoto hasta 15 días. Eso sí, tomando como media unos 30 minutos al día de uso.

El arnés para ciclistas con LEDs programables, junto con el resto de componentes, tendrá un precio de unos 175 euros, cuando se ponga a la venta a final de año.