Skip to main content

Arrestado por confiscar el teléfono móvil de su hija

A la carcel por confiscar el movil de su hija

Sandra Arteaga

29/01/2016 - 00:24

Ronald Jackson fue acusado por un delito de robo por confiscar el iPhone de su hija de 12 años. Le pedían seis meses de prisión y una multa de 2.000 dólares.

Mucho cuidado con confiscar los móviles, porque puede tener consecuencias nefastas. Ronald Jackson puede dar fe de ello.

Este hombre de Texas (Estados Unidos) de 36 años y padre de una niña de 12, descubrió que su hija estaba planeando enviar un mensaje grosero a otra persona a través de su teléfono móvil. Como consecuencia, el progenitor decidió castigarla y confiscó el iPhone de la menor. 

Hasta aquí todo parece lógico y normal, un acto que cualquier padre podría hacer para educar a su hijo y enseñarle que no se puede utilizar el smartphone para insultar, atacar o acosar a otras personas. 

Lo que Ronald no se imaginaba era los acontecimientos que iba a desencadenar este acto de disciplina. Michelle Steppe, la madre de la niña, no se lo tomó bien: era ella quien había comprado el iPhone a su hija. Su nuevo esposo es un oficial de policía, por lo que acudió a las autoridades para informar de que su ex marido había confiscado el teléfono de la menor, para solicitar que se lo devolviera. 

Como respuesta a su denuncia, los agentes acudieron al domicilio de Ronald para pedirle que les entregase el terminal de su hija, pero él se negó. "En ese momento decidí que la policía no interferiría con mi capacidad de padre con mi hija", asegura Jackson.

A causa de su negativa a devolver el teléfono móvil de la niña, se le imputó un delito de robo menor. Ofreció llegar a un acuerdo con la fiscalía, pero se negó a pagar la cantidad acordada. Como consecuencia, fue acusado por un delito más grave por el Fiscal del Distrito del Condado de Dallas, quien le pedía seis meses de cárcel y el pago de una multa de 2.000 dólares. 

Pasados 19 meses desde los acontecimientos, la policía detuvo a Ronald en su casa y pasó una noche en la cárcel. En el juicio, el magistrado del Tribunal Penal del Condado de Dallas lo declaró inocente por falta de pruebas. 

Se enfrenta a 32 años de cárcel por un Me Gusta en Facebook

"Estaba siendo un buen padre", argumenta Jackson. "Si un niño hace algo mal, hay que enseñarle lo que es correcto. Le dices qué hizo mal y le pones un castigo para que aprenda"

Ronald Jackson todavía tiene en su poder el smartphone de la niña, y dice que el incidente ha provocado el fin de las relaciones con su hija y su exmujer. 

[Fuente: The Independent]

Ver ahora:

Sobre el autor

Sandra Arteaga

Redactora

Me encanta la tecnología y entender cómo funciona todo, así que si quieres saber cómo utilizar algo, te lo explico.

Te recomendamos