Así es Bloodhound, el coche supersónico más rápido del mundo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Así es Bloodhound, el coche supersónico más rápido del mundo

Todavía no está terminado, pero el Bloodhound Supersonic Car acaba de ser presentado en sociedad en Londres como firme aspirante a convertirse en el coche supersónico más rápido del mundo. Fabricado para superar la barrera de los 1.600 kilómetros por hora, el bólido tiene una potencia equivalente a 180 monoplazas de F1 y 135.000 caballos.

Londres acoge estos días la presentación en sociedad del que será el coche más rápido del mundo, aunque jamás se le verá por las carreteras y autopistas convencionales. El Bloodhound SSC es un proyecto de coche supersónico en el que han trabajado más de 300 empresas de alta tecnología durante 8 años con el objetivo de fabricar el vehículo terrestre más rápido de toda la historia.

La idea es que el Bloodhound alcance los 1.609 kilómetros por hora dentro de un año en Sudáfrica, donde se construye una pista especial para la prueba de este bólido de vértigo al que todavía le faltan algunas piezas aerodinámicas como alerones y frenos de aire.

Para alcanzar esa velocidad, el vehículo cuenta con un motor Rolls-Royce EJ200 de tres propulsores idéntico al de un caza Eurofighter Typhoon, que trabajará junto a un cohete híbrido desarrollado por la noruega Nammo, especializada en los sectores de defensa y aeroespacial, y un motor turbo Jaguar de 8 cilindros.

El caza militar más caro del mundo, superado en combate

"Mil seiscientos nueve kilómetros por hora al nivel del suelo es más rápido que lo que cualquier avión de combate con motor a reacción haya viajado alguna vez en la historia, por lo que van a presentarse algunos desafíos serios", ha explicado Andy Green, el piloto que conducirá el coche más rápido del mundo.

Para llegar a esa velocidad de 1.609 kilómetros por hora el bólido deberá producir alrededor de 21 toneladas de fuerza, lo que ha exigido un desarrollo milimétrico por parte de un equipo de expertos venidos del mundo de la F1, del sector aeroespacial y de la Royal Air Force británica.

Terrafugia TF-X, el último concepto de coche volador eléctrico

El coche más rápido del mundo tiene tres sistemas de frenado independientes, siete extintores de incendios y más de 500 sensores para que los ingenieros puedan vigilar a través de la telemetría qué sucede en todo momento. "Es un caza sobre ruedas", resume Mark Blackwell, uno de los técnicos del proyecto.

Las ruedas del coche girarán a 117 rotaciones por segundo para alcanzar los 1.609 kilómetros por hora en solo 55 segundos, y el vehículo se detendrá por completo en otros 65 segundos, cubriendo una distancia aproximada de 20 kilómetros para batir el récord mundial de velocidad terrestre.

El Bloodhound SSC, el coche más rápido del mundo, es fruto de un proyecto en el que han participado más de 300 empresas de todo el mundo y ha costado alrededor de 21 millones de euros. Dentro de un año, en Sudáfrica, tiene una cita con la historia.

[Imagen: Flock/Siemens]