Skip to main content

Así es Ionity, la red de carga de coches eléctricos que quiere plantar cara a Tesla

Ionity, una electrolinera de recarga rápida

05/05/2018 - 13:05

La movilidad eléctrica cada día gana más adeptos. Desde bicicletas hasta coches, pasando por motos, autobuses e incluso camiones: la electrificación está alcanzando con sus tentáculos prácticamente todas las ramas del mundo del motor. El éxito o fracaso de esta revolución dependerá en buena medida de empresas como Ionity, la red de carga de coches eléctricos que quiere plantar cara a los supercargadores de Tesla.

Para que el coche eléctrico sea una alternativa viable para todo el mundo, es necesario que haya una red de puntos de carga a la altura de las características que en términos de autonomía ofrece a día de hoy un coche con motor de combustión. Una cosa es cargar tu coche en el garaje para ir a trabajar, pero... ¿qué ocurre cuando quieres hacer un viaje largo en un coche eléctrico?

Ahí es donde entra en juego Ionity. Esta joint venture pretende crear un corredor de carga de coches eléctricos en Europa, con el objetivo de facilitar los viajes de larga distancia en vehículos alimentados por una batería. Veamos si será capaz de igualar (o superar) la red de cargadores de Tesla.

¿Qué es Ionity?

Durante el 2017 se firmó un acuerdo entre varios de los principales fabricantes automovilísticos para desarrollar por Europa una red de recarga rápida para vehículos eléctricos. Entre estas compañías podemos encontrar a: Ford, BMW, Volkswagen o Mercedes-Benz, entre otras.

Recientemente pudimos conocer cómo va a ser el mapa de Ionity por Europa para el año 2019. Curiosamente España va a estar entre los 19 países europeos, así que es una gran noticia para la movilidad eléctrica en nuestro país.

Supercargadores de Tesla vs Carga rápida de Ionity

El objetivo de Ionity para el 2017 consistió en implementar 20 electrolineras con una capacidad de hasta 350 kW. Para este año 2018 se planea construir 100 puntos y una vez lleguemos al 2020, alcanzar la nada despreciable cifra de 400 electrolineras.

Para ponerlo en perspectiva, si echamos un vistazo a los números de la red de Tesla veremos que esta compañía puede presumir a día de hoy de tener en Europa (y Oriente Medio) un total de 1.229 estaciones, con 9.623 supercargadores. En España, los últimos datos de los que disponemos hablan de una cifra cercana a los 20 supercargadores (incluyendo algunos que todavía están en construcción).

¿Cuántos puntos de carga para coches eléctricos tiene España?

Pero estamos hablando de un proyecto a nivel europeo. Como puedes comprobar en el mapa, la estrategia de Ionity consiste en dejar el suficiente espacio entre las diferentes estaciones para que la autonomía no sea un inconveniente en los viajes largos; pensamiento muy parecido al que hemos podido encontrar hasta ahora con los supercargadores de Tesla.

Lo interesante del mapa que aparece en la imagen sería saber si es un plan provisional o realmente esas van a ser las posiciones exactas de las que apuntan a convertirse en las electrolineras más rápidas de Europa. Dado que es un proyecto muy reciente, en estos meses se han planteado muchos cambios, incluyendo por ejemplo el diseño inicial de estas electrolineras: en un principio se pensó en un mínimo de seis cargadores en cada estación, pero la cifra va a ser más cercana a la decena.

Diseño inicial de Ionity

Este concepto de cargadores rápidos para coches eléctricos no es nuevo. Tesla lleva años implementando sus supercargadores y en todo este tiempo han conseguido desarrollar una red que, al menos en el caso de Europa, abre la puerta a que un propietario de uno de sus coches pueda hacer un viaje por diferentes países tal y como lo haría en un coche gasolina o diésel.

En el proyecto de Ionity se ha especificado que es "más interesante demostrarle al público los beneficios del coche eléctrico y provocar la compra de los mismos", antes que plantar cara a los supercargadores de Tesla. Aunque no lo reconozcan abiertamente, está claro que el objetivo de este proyecto pasa por convertirse en una alternativa a la red de la compañía de Elon Musk.

Las características de Ionity

Un dato que sorprende es la capacidad de carga máxima. Aunque actualmente los vehículos ofrecen 120 kW aprovechables por la tecnología actual, saber que Ionity pretende ofrecer una electrolinera con 350 kW es signo evidente de una demostración de posibilidades. Piensa que los supercargadores de Tesla disponen de 145 kW, así que si anhelan combatir contra Elon Musk ofreciendo mejores prestaciones, es una idea más que razonable.

Actualmente permitirán una recarga rápida de 150 kW y en el futuro irán aumentando esta cifra a medida que las baterías de los vehículos permitan más kW. Audi, por ejemplo, va a comercializar a partir de este año e-Tron Quattro, que aprovechará esta capacidad al máximo reabasteciéndose en corriente continua con un conector CCS Combo.

Ionity Alemania

Ionity ha abierto recientemente su primera electrolinera de recarga rápida en Alemania. Como se puede comprobar en la imagen, dista bastante del diseño inicial donde mostraban unos rematados más elitistas: en cualquier caso, esta primera estación ubicada en una salida de la Autobahn A61 puede presumir de seis puntos de carga con conector CCS con capacidad de alcanzar hasta los 350 kW.

Esta estación de carga ya se encuentra operativa, y a día de hoy todos aquellos propietarios de un coche eléctrico que dispongan de un conector CCS van a poder recargar sus vehículos eléctricos de manera gratuita hasta el 31 de mayo de 2018. Así que si eres uno de esos afortunados y estos días tenías pensado pasar por tierras germanas, aprovecha el momento.

Ionity es uno de los mayores proyectos europeos para la movilidad eléctrica, pero no es el único. La petrolera Shell, por ejemplo, ha decidido embarcarse a esta iniciativa pensando en el futuro que tendremos en los próximos años; dentro de poco no veremos extraño que el coche eléctrico supere el 50% de ventas como en Noruega.

En el futuro, recargar la batería de un vehículo con un conector de 350 kW podría suponer una espera de tan solamente entre cinco y ocho minutos. Se acabaron las largas esperas para rellenar tu coche eléctrico y que estas pausas supongan un retraso en los largos viajes.

Ver ahora: