Skip to main content

Así funciona la ouija, según la ciencia

ouija

24/10/2017 - 21:52

La ciencia no cree que nos podamos comunicar con los espíritus a través de una tablero y tiene otros argumentos que explican por qué se mueve la ouija.   

Con la celebración de Halloween a la vuelta de la esquina, a más de uno se le habrá ocurrido la idea de jugar a la ouija en la noche del 31 de octubre. Sin embargo, la ciencia no cree que a través de este canal nos podamos comunicar con los espíritus y tiene otros argumentos que explican cómo funciona la ouija.  

Seguro que, en alguna ocasión, alguien te ha tentado a jugar a la ouija. Se trata de un tablero que contiene el abecedario, los números del 0 al 9, las palabras Sí, No y Adiós, y en ocasiones algunos otros símbolos. Para jugar, los presentes tienen que poner su dedo sobre un puntero y concentrarse para entablar conversación con un espíritu, que supuestamente se comunica moviendo el objeto que todos están tocando. 

Aunque la tabla ouija tiene un origen impreciso, se cree que se trata de una moda que nació en Europa. Llegó a Estados Unidos a finales del siglo XIX con el advenimiento de la cultura espiritista, y fue patentada en este país en el año 1890 como un instrumento de comunicación con el más allá.

Durante la primera mitad del siglo XX la moda decayó, y volvió a recuperar su popularidad en los años 60 y 70. En nuestros días, el interés por la ouija ha ido disminuyendo, aunque se recupera en momentos puntuales, por ejemplo cuando la tabla aparece en películas o series.  

¿Sin ideas para disfrazarte? Echa un vistazo al catálogo de disfraces de Amazon

Pero, ¿es verdad que permite comunicarse con los espíritus? ¿Cómo es posible que se mueva el puntero si nadie lo hace a propósito? La ciencia tiene una explicación muy poco paranormal sobre este fenómeno: se debe all llamado efecto ideomotor, que es un efecto psicológico en el que una persona realiza movimientos de forma inconsciente y automática en respuesta a ideas o emociones fuertes.

Artículos y productos de decoración para Halloween 2017

Por tanto, lo que sucede en realidad al jugar a la ouija es que los jugadores, sin ser conscientes de ello, desplazan el puntero para deletrear sus respuestas. Al tratarse de movimientos automáticos son fácilmente atribuibles a fuerzas externas, lo que le aporta el sentimiento paranormal que sienten las personas que participan.

[Fuente: Kotaku]

Ver ahora: