Skip to main content

Así ha bajado la capa de hielo del Ártico de marzo a septiembre

hielo artico

20/09/2017 - 20:49

La NASA alerta que la capa de hielo del mar Ártico presenta unos niveles muy bajos: son los octavos peores registros que se tienen desde el año 1978.

La NASA alerta que la capa de hielo del mar Ártico presenta unos niveles muy bajos. De hecho, según los registros se trata de la octava medición más baja para esta época del año desde 1978, momento en el que la agencia espacial estadounidense comenzó a monitorizar el hielo marino. 

El hielo marino del Ártico es muy importante para el clima de nuestro planeta, ya que en la práctica funciona como una especie de sistema de aire acondicionado de la Tierra. Su superficie blanca es capaz de reflejar los rayos del sol, devolviendo buena parte de esta energía calorífica al espacio, lo que ayuda a enfriar el planeta. 

Habitualmente, esta masa de hielo crece durante el otoño y el invierno y disminuye en primavera y verano, alcanzando sus niveles mínimos en el mes de septiembre. En los últimos años su extensión ha ido disminuyendo de manera paulatina, hasta bajar a los 1,64 millones de kilómetros cuadrados actuales, que es el octavo registro más bajo de los últimos 40 años. En el vídeo que tienes sobre estas líneas puedes ver la fluctuación en la capa de hielo que se ha producido en los últimos meses.

No obstante, afortunadamente todavía estamos lejos de los mínimos históricos. Los años que ostentan el récord de la capa de hielo más fina son 2012, 2016 y 2007, que presentaron una pérdida de hielo muy grande debido a las fuertes tormentas que se produjeron en verano, que propiciaron el deshielo. En esta ocasión la culpa ha sido de subida de las temperaturas a altas latitudes por el cambio climático, y también ha contribuido el hecho de que la capa de hielo no es tan densa y resistente como lo era años atrás.

La subida de temperatura en el Ártico: "hay algo que está mal, muy mal"

Por otra parte, en el polo opuesto del planeta, la Antártida se dirige hacia su extensión máxima anual de hielo marino, que habitualmente se produce a finales de septiembre o principios de octubre. En esta caso nos encontramos unos resultados similares a los del Ártico y se trata de los octavos registros por satélite más bajos, a diferencia de 2012, 2013 y 2014, donde se recogieron mediciones máximas históricas.

"Lo que más me ha sorprendido sobre la cobertura cambiante del hielo marino en las últimas tres décadas es el hecho de que el hielo marino estaba aumentando en lugar de disminuir", afirma Claire Parkinson, climatóloga de la NASA. "El hecho de que el hielo marino del Ártico disminuya no es tan impactante porque se esperaba esto por el calentamiento del clima, aunque la tasa global de disminuciones ha sido mayor de lo que la mayoría de los modelos habían pronosticado".

Ver ahora:

Te recomendamos