Skip to main content

Así sellaron el agujero de la Estación Espacial Internacional

Agujero EEI

12/09/2018 - 12:42

Parece que la historia del sabotaje de la Estación Espacial Internacional ha llegado a su fin. Aunque a muchos les habría gustado que la historia prosiguiera, ya que el guión era de película, uno de los astronautas rusos ha cerrado la polémica mostrando un vídeo en el que se ve el agujero de la Soyuz MS-9 completamente sellado.

La historia comenzó hace unos días cuando, el 29 de agosto, los sensores de la Estación Espacial Internacional avisaron sobre una pérdida de oxígeno y consecuente descenso de la presión en el interior de la nave. Los tripulantes de la EEI en ese momento, dos astronautas rusos, tres norteamericanos y un alemán, comenzaron a buscar el orificio que estaba causando la señal de alerta.

El orificio, de apenas dos milímetros de diámetro, era demasiado perfecto y parecía haber sido causado por un taladro y no por un choque de un meteorito, como ha ocurrido en otras ocasiones. Esto llevó a ciertas autoridades rusas a acusar al resto de astronautas de sabotaje, llegando al punto de afirmar que alguien con problemas psicológicos quería llegar a casa y había perforado la cápsula para forzar la situación.

Desde entonces, han surgido toda clase de rumores, como que estaban tapando el agujero con el dedo, por ejemplo. Ahora, sin embargo, uno de los astronautas rusos ha zanjado el tema. Sergei Prokopeva, que viajó hace unos meses junto a otro astronauta alemán y un norteamericano a bordo de la Soyuz MS-9, ha grabado un vídeo en el que explica cómo han tapado el agujero.

Como podéis ver en el vídeo que tenéis sobre estas líneas, se trata de una mezcla entre un sellador negro y una solapa de tela que ha permitido arreglar la fuga de la Estación Espacial Internacional. El astronauta ruso ha afirmado que todos los miembros de la EEI viven en armonía y, además, ha aprovechado para afirmar que nadie estaba tapando el agujero con el dedo, como escribieron algunos medios norteamericanos.

Veremos si esto calma a las autoridades rusas que, por otra parte, tienen la sartén por el mango. Y es que, las cápsulas Soyuz son las únicas que, actualmente, pueden transportar astronautas hasta la Estación Espacial Internacional, incluidos a los norteamericanos.

Y es que, Estados Unidos y la NASA no tienen capacidad, actualmente, para realizar la operación de transporte, por lo que dependen de Rusia. Por eso, han apremiado a SpaceX, la empresa de Elon Musk, para llevar astronautas en 2019 a bordo de naves estadounidenses. Aunque sean privadas, sí.