Skip to main content

Un astronauta tiene que tapar con el dedo un agujero en la Estación Espacial Internacional

Estación Espacial Internacional

03/09/2018 - 09:01

La Estación Espacial Internacional es vulnerable, como prueba el accidente sufrido hace menos de una semana. Simplemente un pedazo de roca originó un agujero de pequeño tamaño, aunque de mucho peligro ya que por él empezó a escaparse el aire y la presión necesaria para la supervivencia en su interior.

Una vez que sonaron las alarmas, los habitantes de la ISS -por sus siglas en inglés- se apresuraron a localizar y tapar el agujero. ¿Cómo? En principio, de la forma más insospechada posible: con el dedo.

Fue un arreglo corto y a todas luces insuficientes, pero que evitó que los problemas fueran a más. Poco después taponaron el agujero con resina, una solución más duradera pero que no evita la necesidad de una reparación mucho más en profundidad.

No es la primera vez que un pedazo de meteorito o basura espacial impacta en el fuselaje de la Estación Espacial Internacional. De hecho, es algo más o menos habitual, aunque no siempre llega a aparecer una perforación de este tamaño.

Por suerte esta vez tenemos un informe publicado por la propia NASA.

A medida que aumenta la cantidad de chatarra espacial alrededor de la Tierra, este tipo de encontronazos se hará más habitual. Hay iniciativas para "limpiar" la órbita terrestre de restos de satélites abandonados y otros materiales que sí pueden dar problemas de verdad a la ISS, pero por ahora ninguno ha conseguido reducir el problema de forma definitiva..

Por suerte, la preparación de los astronautas permitió taponar el hueco rápidamente, aunque fuera con el dedo.

Edición 6 de septiembre: según parece, el agujero no fue causado por basura espacial sino por un taladro más realizado por parte de un astronauta ruso de la Soyuz.

Ver ahora: