Skip to main content

Los astronautas de la Estación Espacial, atrapados en órbita

estación espacial internacional
user

19/05/2015 - 21:27

Se esperaba que el miércoles comenzasen los planes para traer de vuelta a la tierra a los tres astronautas que están en la Estación Espacial Internacional, pero algo ha fallado. Ya sabemos cómo son estas cosas: la más mínima descordinación en los datos puede significar un fallo garrafal en el entorno más hostil al que el hombre se puede enfrentar. Por eso no es de extrañar que  los ingenieros rusos a cargo del cohete que tenía que haberse pasado a recogerlos hayan decidido corregir todos los posibles errores antes de mandarlo a una misión de la que podría no volver. 

Y es que los rusos se llevaron un buen susto cuando, tratando de poner en órbita y reabastecer de suministros la Estación Espacial Internacional, la nave de carga no llegó a la atmósfera y acabó estrellándose contra el Océano Pacífico. Se perdieron más de tres toneladas de comida, combustible, agua, experimentos científicos e instrumental para la estación espacial. En cualquier caso, no hay peligro: Allí arriba están bien abastecidos, y las tropulaciones de cosmonautas y astronautas que se turnan para controlar la estación son perfectamente capaces de valerse por si mismo. 

Rusia tiene malas experiencias espaciales: perdieron un satélite lleno de lagartos

El caso es que uno de estos turnos se ha pospuesto, y los tres astronautas que debería haber comenzado el descenso a la Tierra tendrán que seguir allí un poco más. Serán Scott Kelly y los cosmonautas Mikhail Kornienko y Hennady Padalka los que tengan que seguir en la estación un tiempo más. 

No tenemos muy claro hasta cuando se ha pospuesto el viaje. Sabemos que todos los lanzamientos de la estación están pausados a la espera de que se investigue el motivo del fallo. Por supuesto, en los muelles de la Estación Espacial Internacional hay naves con las que, en caso de emergencia, la tripulación podría volver. A pesar de todo, parece que no será necesario, ya que el siguiente viaje, el Progress 60, se lanzará a principios de julio para llevar la comida, el combustible y el resto de los elementos imprescindibles que necesitan en el espacio. 

Además, en caso de que fallase, la NASA tiene preparado un viaje de SpaceX para el 19 de junio. Así que no hay ningún motivo para preocuparse. 

Ver ahora: