El ataque hacker a Sony podría ser obra de una ex-empleada

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Posible origen del ataque Hacker a Sony

Sony está viviendo una de sus peores épocas desde que la era digital dió sus primeros pasos. Estrenos cancelados por amenazas, ataques a su servicio online de PlayStation, filtración de sus futuros proyectos cinematográficos... hasta el presidente de los EE.UU. Barack Obama ha tenido que intervenir para intentar poner algo de orden en todo este caos.

El origen de los problemas de encuentra en el lanzamiento de "The Interview", comedia protagonizada por James Franco y Seth Rogen que, por intentar evitar su estreno, ha conseguido más popularidad de la que hubiera gozado en un principio.

Aunque en un principio el FBI apuntaba como culpable de todo al gobierno de Corea del Norte, parece ser que el origen del ataque hacker a Sony está mucho más cerca de lo que parecería en un principio, concretamente dentro de las mismas oficinas de Sony Pictures.

the interview

Desde el primer momento se asoció el ataque con Corea del Norte, tanto por la metodología como por las reivindicaciones de los hackers, que pedían la cancelación de "The Interview" por mostrar como se intenta asesinar al Presidente de este país, Kim Jong-un.

Ahora, según informa Bloomberg,  el ataque fue llevado a cabo por seis personas, incluyendo a una ex-empleada de la propia compañía que, al parecer, trataría de vengarse así de la empresa.

El resto del equipo responsable del ataque hacker a Sony estaría compuesto por dos estadounidenses, un canadiense, un tailandés y alguien residente en Singapur, ningún norcoreano a la vista.

Ha sido la empresa de seguridad informática Norse quien, en su investigación del ataque hacker a Sony, ha desvelado que toda la operación se llevó a cabo gracias a la colaboración de la antigua empleada, despedida de Sony Pictures en mayo tras diez años de trabajo con motivo de un ERE ejecutado por la compañía.

Esta es la compensación a los usuarios por los fallos de PSN en Navidad

La compañía de seguridad localizó los datos de la trabajadora a través de la filtración del listado de trabajadores de la productora, ya que todos los indicios que podían conducir a un origen norcoreano acababan en callejones sin salida.

"Cuando el FBI hizo este anuncio, pocos días después del ataque, todo el mundo se extrañó, ya que no es normal hacer ese tipo de atribución de forma tan rápida", afirma Kurt Stammberger, vicepresidente de Norse. "Todas las pistas que nos hizo pensar en una conexión entre el ataque hacker a Sony y Corea del Norte resultaron ser callejones sin salida."