Skip to main content

Las autoridades quieren poner freno a los asientos de avión cada vez más pequeños en las aerolíneas

Asientos de un avión

Getty Images

01/10/2019 - 23:30

La Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, la entidad gubernamental responsable de la regulación de todos los aspectos de la aviación civil en el país americano, podría obligar a las aerolíneas a aumentar el tamaño de los asientos de su aviones por motivos de seguridad. 

Seguro que en los últimos años has visto algunas noticias de nuevos diseños para los asientos de los aviones que tienen la finalidad de permitir que viajen más pasajeros en cada vuelo, aunque notablemente más incómodos. Algunos prototipos han hecho que los usuarios pongan el grito en el cielo, como estos asientos para viajar de pie en el avión que conocimos el año pasado.

No obstante, estas prácticas podrían tener los días contados. Y es que, además de hacernos viajar mucho más incómodos, los asientos de avión pequeños pueden atentar contra la seguridad de los pasajeros.

Teniendo esto en cuenta, un proyecto de ley aprobado el año pasado en Estados Unidos concedió a la FAA la autoridad para establecer las dimensiones mínimas de los asientos de los aviones, y el organismo va a llevar a cabo diversas pruebas para determinar si es necesario realizar algún cambio respecto a las medidas mínimas actuales. 

Las pruebas se realizarán en el Instituto Médico Civil Aeroespacial de Oklahoma. En ellas participarán 720 voluntarios, que tendrán que simular la evacuación de una cabina de avión en condiciones difíciles, por ejemplo con las luces apagadas y con algunas de las salidas bloqueadas. La tripulación debe poder evacuar la aeronave en un tiempo no superior a 90 segundos.

Una vez que se hayan efectuado las pruebas, la FAA tendrá información suficiente para determinar si son seguros los asientos pequeños de los aviones o si es necesario incrementar las dimensiones mínimas de los mismos. Y es que estos estándares no se han revisado desde los años 90, y desde entonces han cambiado de manera significativa el comportamiento de los viajeros, las configuraciones de las cabinas e incluso la altura y peso medio de las personas.