Skip to main content

Las bebidas energéticas podrían ser malas para el corazón

bebida energetica corazon

03/03/2016 - 22:18

Investigadores estadounidenses han llevado a cabo un estudio que revela que las bebidas energéticas podrían tener efectos negativos para el corazón.

Un equipo de científicos de la Universidad del Pacífico en California (Estados Unidos) ha llevado a cabo un estudio que revela que las bebidas energéticas podrían tener efectos negativos para el corazón.

De acuerdo a la investigación, este tipo de bebidas provocan alteraciones en el ritmo cardíaco y también pueden producir un aumento de la presión arterial después de haber sido consumidas. 

Para llevar a cabo el estudio, los científicos trabajaron con un grupo de 27 voluntarios sin ningún problema de salud con edades comprendidas entre los 18 y los 40 años. Algunos individuos tomaron dos latas de bebida energética, otros consumieron una cantidad equivalente de un líquido que contenía Panax ginseng, que es un ingrediente que se encuentra en las bebidas energéticas, y a otros les suministraron una bebida placebo.

Bebida energética

Todos los participantes tenían que tomar el refresco que les había sido asignado una vez al día cada seis días y durante tres semanas. Para evitar que se produjeran resultados falsos, tanto los sujetos como los investigadores desconocían el tipo de bebida que le había tocado a cada uno.

Para llevar un control de los efectos para el corazón, los investigadores medían la frecuencia cardíaca de los participantes y su presión arterial antes de que tomaran la bebida. Después del consumo, hacían las mismas mediciones en cuatro ocasiones durante las seis horas posteriores a la ingestión de la sustancia. 

El té, por el contrario, ayuda a mantener el corazón sano

Los resultados demostraron que los grupos que tomaban la bebida con ginseng y el placebo no mostraron incremento de las pulsaciones ni de la presión arterial. Sin embargo, los que habían consumido las bebidas energéticas experimentaron un aumento estadísticamente significativo, registrando un ritmo cardíaco anormal de riesgo. Además, también aumentó su presión arterial.

"Nuestros hallazgos sugieren que ciertas bebidas energéticas pueden aumentar el riesgo de tener un ritmo cardíaco anormal cuando se consumen en grandes volúmenes", asegura Saching A. Shah, miembro del equipo. "A la espera de conocer más datos, los consumidores deberían tener cuidado y tomarlas con moderación".

Ver ahora: