Skip to main content

Biólogos presentan un fósil de araña gigante desconocida que resulta ser un cangrejo con las patas pintadas

Fósil falso

Paul Selden

28/12/2019 - 06:15

Los fósiles falsos son bastante comunes en los mercadillos callejeros, o en los puestos para turistas. Pero lo que ya no resultan tan común es que se la cuelen a unos biólogos profesionales, que presentaron un fósil de araña gigante de una especie desconocia, a la que incluso le pusieron nombre científico... y resultó ser un cangrejo con las patas pintadas.

El fósil de esta araña gigante fue encontrado en el noroeste de China por unos cazadores de fósiles, que se lo vendieron a unos científicos del Museo de Historia Natural de Liaoning. Estos biólogos presentaron una investigación en una revista científica en donde anunciaban una nueva especie de araña gigante desconocida, a la que incluso pusieron nombre científico: Mongolarachne chaoyangensis.

El anuncio levantó las sospechas de los expertos, ya que la araña tenía un cuerpo excepcionalmente grueso, 3,5 centímetros, y una anatomía extraña.

Algunos de estos científicos pidieron prestado el fósil a la Universidad de Ciencias y Tecnología del sur de China, en donde se guardaba, y fue enviado al profesor Paul Selden, de la Universidad de Kansas, uno de los mayores expertos del mundo en fósiles de arañas.

"Inmediatamente me dí cuenta de que había algo raro, claramente no era una araña", confiesa el profesor Selden en New Atlas. "Le faltaban varias partes, las patas tenían demasiadas articulaciones, y los ojos eran demasiado grandes". Un colega de la Universidad de Pekin, Chungkun Shih, le dió la pista definitiva: "esa parte de ahí tiene mucho de cangrejo".

En efecto, se trataba de un fósil de cangrejo mal conservado al que alguien había pintado unas patas. Posiblemente, los buscadores de fósiles que se lo habían vendido a los científicos.

Un análisis con un microscopio fluorescente confirmó que las patas habían sido pintadas sobre el fósil de cangrejo.

El propio profesor Selden reconoce que los fósiles falsos son bastantes comunes, pero es raro que unos biólogos profesionales no lo descubran antes de presentar un artículo científico anunciando una nueva especie. Al menos les queda el consuelo de saber que la falsificación era realmente buena...

Mongolarachne chaoyangensis, la araña gigante que se extinguió antes de nacer.