Skip to main content

Bloomframe, la ventana que se convierte en balcón

Bloomframe

Bloomframe

15/02/2021 - 22:48

Bloomframe es una ventana que se convierte en balcón cuando tu quieras. Pero si tienes vértigo... ¡no mires al suelo!

Comprar una casa con balcón o terraza es mucho más caro que solo con ventanas. O quizá has comprado un piso y echas de menos un balcón para tomar el sol, que te de un poco el aire, o para leer un rato al atardecer. Bloomframe tiene la solución: un ventana que se transforma en balcón.

El concepto es tan directo, que parece increíble que no se le haya ocurrido a nadie. Quizá es porque resulta más sencillo pensarlo que crearlo... PortaP ha tardado años en diseñar el prototipo, y al fin ya tienen una versión comercial que se está comenzando a instalar en las casas holandesas.

En este vídeo puedes ver cómo funciona Bloomframe, la ventana que se convierte en balcón cuando se desea. Es el primer modelo comercializado que ya se está instalando en Amsterdam, por medio de la empresa especializada Schipper Kozijnen:

Como vemos, el funcionamiento de Bloomframe es muy ingenioso. Técnicamente es una ventana, pero al pulsar un botón en la pared la ventana se abre hacia el exterior y se despliega en dos partes.

La mitad inferior de la ventana se convierte en el suelo de balcón, y la mitad superior, en la barandilla. Es un balcón convencional, con la diferencia de que está hecho de cristal. Así que mejor no te mires los pies si tienes vértigo...

Puede dar un poco de miedo caminar sobre un suelo de cristal, pero es un material extremadamente duro de 3 centímetros de grosor. Aguanta sin problemas a 15 personas subidas al balcón, como se puede ver en su página web.

La ventaja de este sistema es que este tipo de balcón es más barato que comprarlo como un extra en la propia casa. Y puedes poner los que quieras: tantos como ventanas.

Eso sí, de momento solo está disponibles en 3 tamaños, y la ventana debe ajustarse a ellos, ya que no se puede cambiar.

Si por alguna razón el motor se atasca, se puede cerrar o abrir de forma manual. Y si llueve, un sistema de desagüe evita que el agua entre en el interior de la casa. Eso sí, no te quedará más remedio que pasar un paño al cristal después de usarlo, para quitar las pisadas...

Y además