Boeing presenta el material metálico más ligero del mundo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?

El material metálico más ligero del mundo, bautizada como microrretícula metálica ultraligera, es capaz de posarse sobre un diente de león sin romper sus hojas. El material, desarrollado por primera vez hace cuatro años por científicos estadounidenses, parece estar llamado a revolucionar el mundo de la automoción y la aeronáutica hasta tal punto que Boeing ya experimenta cómo utilizarlo en el desarrollo de los aviones del futuro.

El descubrimiento de aquel material ocupó páginas en los diarios de todo el mundo, fruto de la investigación de los laboratorios HRL fundados por nada menos que Howard Hughes, empresario, aviador y productor de Hollywood. Hoy esos laboratorios pertenecen a General Motors y a Boeing, el mayor fabricante de aviones comerciales de todo el mundo, que acaba de presentar en sociedad la microrretícula metálica ultraligera.

Inspirada en el esqueleto humano, simulando lo sólidos que son los huesos por fuera y ligeros por dentro, la micrroretícula metálica ultraligera está formada por una capa exterior sólida compuesta por tubos metálicos de níquel-fósforo que tienen 100 micrómetros de diámetro o, lo que es lo mismo, cada uno de esos diminutos tubos tiene el grosor de cerca de mil cabellos humanos. 

Airbus diseña avión en el que los pasajeros viajarán en literas

Los tubos están interconectados en zigzag con unas paredes de tan solo 100 nanómetros de espesor, dejando varios espacios libres en una estructura de celda abierta. Todo esto se traduce en que el 99 por ciento del interior de la microrretícula metálica ultraligera está compuesto de aire y, aún así, el material resulta increíblemente fuerte y flexible. Hasta el punto de poder apoyarse sin problemas sobre un diente de león.

La revista Popular Mechanics señaló hace un par de años a este material como una de las 10 innovaciones del mañana, con un sinfín de aplicaciones prácticas. La primera gran empresa que se ha puesto manos a la obra en trasladar la microrretícula metálica ultraligera del laboratorio al mundo real es Boeing, que con este material podría conseguir que los aviones del futuro ahorren combustible al reducir el peso del fuselaje.

Eso sí, no tiene ningún sentido fabricar todo un avión con este material tan ligero y flexible, ya que sería peligroso por ejemplo ante viento cruzado, sino que se orientaría a sustituir algunos componentes pesados tanto del fuselaje como el interior del avión, como el suelo o las filas de asientos.

Icon A5: El avión anfibio plegable que cabe en tu garaje

La microrretícula metálica ultraligera, además de figurar como el material más ligero del mundo, tiene una gran capacidad para absorber energía y volver a su estado original. Esa flexibilidad coloca al material como una posibilidad también para la industria de la automoción, quizás como sustituta o complementaria de la fibra de carbono, una opción con la que General Motors no tardará en experimentar.

[Fuente: IBTimes]