Skip to main content

Bosques urbanos, la propuesta para combatir el cambio climático en las ciudades

Árboles bosque
user

08/10/2019 - 08:30

Son fundamentales para combatir la emergencia climática, albergan biodiversidad, tienen capacidad para reducir los incendios y bajar las temperaturas, mejoran la calidad del aire, propician una buena salud mental… Hablamos de los árboles, pulmones y aliados de la naturaleza, responsables de capturar dióxido de carbono, acoger a millones de especies y participar de forma esencial en la cadena alimenticia global. Pese a ello, los seguimos talando a un ritmo trepidante, poniendo en peligro la existencia del planeta y de todos sus habitantes.

Una nueva investigación arroja una nueva potencialidad de las cubiertas forestales: los árboles deberían usarse para reemplazar el aire acondicionado, según este nuevo estudio de la Comisión Forestal Británica, apoyado por el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales. Sus resultados revelaron que las áreas con una elevada densidad arbórea eran hasta 4 grados más frías que los lugares en la misma ciudad sin vegetación.

Al seguir las pautas y consejos publicados, incluida la selección de árboles que son mejores para enfriar y plantarlos cerca de las oficinas, los investigadores descubrieron que el aire acondicionado podría reducirse en las ciudades hasta en un 13 por ciento, ahorrando 22 millones de libras al año y reduciendo con creces la huella de carbono de los entornos urbanos.

Los autores del estudio señalaron el caluroso verano de 2018 y argumentaron que los residentes en las ciudades podrían tener mayor comodidad durante las olas de calor si se plantan más árboles en pueblos y ciudades. 

La Oficina Meteorológica pronosticó recientemente que el Reino Unido podría experimentar al año cuatro olas de calor de más de 30 grados en 2050.

¿Qué árboles son los más apropiados para sustituir al aire acondicionado?

Los científicos descubrieron que los árboles más grandes con una mayor cantidad de área foliar, coronas densas y altas tasas de transpiración son los mejores para el enfriamiento local.

La investigación, que fue realizada por la Universidad de Reading, descubrió que algunos de los mejores árboles para el enfriamiento local en Londres eran el London Plane Tree, el Sessile Oak y el Cherry Tree. Además, deben plantarse en zonas bajo las que las personas puedan caminar o sentarse a la sombra. También se recomienda plantar follaje adicional de manera que proteja las casas y edificios del sol.

Los árboles ayudan a las áreas a enfriarse mediante un proceso llamado evapotranspiración, que propicia que el agua producida durante la respiración se evapora de las hojas de los árboles, enfriando el aire.

“En colaboración con Ricardo Energy & Environment y la Universidad de Uppsala en Suecia hemos identificado qué características de los árboles están vinculadas al mayor enfriamiento y hemos propuesto una metodología que pueden utilizar los planificadores urbanos y los administradores de árboles para comparar y seleccionar especies arbóreas según su capacidad de enfriamiento”, revelaron desde La Comisión Forestal.

Los árboles seleccionados también deben ser tolerantes a la sequía, ya que se plantarán en áreas cálidas y secas en las ciudades del interior.

La Comisión Forestal de Edimburgo contribuyó a la investigación y descubrió que entre 2011 y 2014, las temperaturas del aire alrededor de los jardines de Kensington se midieron encontrando un enfriamiento de hasta 4°C en comparación con las calles cercanas con menos vegetación.

Ver ahora: