Skip to main content

¿Usar o no usar un smartwatch?

Relojes inteligentes

29/11/2016 - 11:21

El smartwatch ha llegado a nuestras vidas para quedarse y se ha reivindicado como solución de confort así como un complemento para los amantes de la innovación tecnológica. 

En los últimos dos o tres años, los usuarios de tecnología han asistido en nuestro país a la difusión de los denominados “relojes inteligentes”. Un producto que, como mayor virtud, promete la síntesis de la información que recibimos en nuestro teléfono móvil. Esto es, la posibilidad de estar al tanto de lo que realmente importa con un simple giro de muñeca. También la garantía de recibir alertas ante el menor cambio, gracias a la sincronización con los procesos de nuestro Smartphone. De esta manera, el smartwatch se reivindica como solución de confort, por un lado; por el otro, como un complemento para los amantes de la innovación tecnológica que, por supuesto, no necesitarán ya otro reloj para consultar la hora.

No obstante, es comprensible que sean aún muchos los que se pregunten cuánto hay de capricho en este aparato y cuánto de verdadera necesidad. ¿Acaso no podemos hacer ya todo con el teléfono móvil? ¿No supondrá el smartwatch una excesiva conectividad, con el estrés que ello implica, sin obtener demasiado a cambio?

A este respecto, ya comentamos en este artículo algunas claves y consejos para hacer una compra inteligente: ¿es compatible con tu Smartphone?, el uso real que vayas a dar a tu reloj inteligente.  Además, la utilidad de las aplicaciones integradas es relativa, dependiendo del uso que le queramos dar. En este sentido, tal vez no encontremos gran provecho en saber cuándo hemos recibido un mail en nuestra bandeja de entrada; pero sí en dejarnos guiar por las indicaciones de Google Maps. Eso sí, la autonomía es uno de sus puntos fuertes: los dispositivos actuales suelen durar un mínimo de día y medio sin necesidad de carga.

Claves y consejos para comprar un smartwatch

Mención aparte merece la experiencia social derivada del smartwatch. Y es que son muchos los usuarios que coinciden en que consultar repetidas veces nuestro reloj deja una sensación negativa en nuestro acompañante. Asimismo, el uso del aparato requiere un aprendizaje que no siempre tan intuitivo.

Una cuestión que trata el portal Actualidadwatch al estudiar los problemas más habituales del applewatch, muchos de ellos aplicables a la mayoría de “relojes inteligentes”. Entre otros: el hecho de que las notificaciones son molestas por defecto, que su uso puede afectar a la batería del móvil, o que la carga magnética tiene algunos pequeños problemas.

Por último, es obvio que, al igual que sucede con cualquier otro aparato electrónico, un smartwatch puede sufrir averías técnicas o derivadas del mal uso. Si bien la garantía de fábrica cubre las primeras, no suele ocuparse de las segundas. De esta forma, los usuarios buscan soluciones alternativas en los seguros de ciertas compañías. Entre ellos, los de miseguromovil.com, una empresa que forma parte del grupo Wert Garantie y que contrata coberturas y permite gestionar incidentes de manera online.

Además, el seguro de smartwatch de Wert Garantie suma a su cobertura de roturas y fallos técnicos un interesante seguro antirrobo. Una solución eficaz para los que se decidan a probar estos nuevos aparatos que, como la mayoría de novedades, necesitarán del paso del tiempo para encontrar un lugar definido en el mercado tecnológico.

ComputerHoy.com para miseguromovil.com

Ver ahora: