Skip to main content

De cabina roja londinense al taller más pequeño del mundo

De cabina roja de Londres al taller mas pequeño del mundo

29/05/2017 - 10:19

La compañía británica Lovefone ha decidido instalar uno de sus talleres en una de las muchas icónicas cabinas telefónicas de Londres actualmente en desuso.

¡Esto sí que es aprovechar el espacio. Y además reutilizando materiales! Así debió de pensar la compañía británica Lovefone cuando decidió instalar uno de sus talleres en una de las icónicas cabinas rojas de teléfono londinenses, ahora conocido como el taller de reparación de teléfonos móviles más pequeño del mundo.

Distan mucho los casi cien años que nos separan de Gilbert Scott y su primer diseño de la cabina de teléfono, allá por 1923; actualmente se estima que la ciudad cuenta con aproximadamente 2.000 de estos pequeños habitáculos. El prestigioso arquitecto británico no es conocido únicamente por este diseño, también ha participado en otras emblemáticas construcciones de Gran Bretaña como la Catedral de Liverpool o el puente de Waterloo.

La primera Lovefonebox se encuentra en Greenwich High Road, camuflada entre otras muchas cabinas rojas. Fue inaugurada el 16 de agosto del pasado año y reciéntemente se ha abierto una segunda Lovefonebox en Brompton Road. La compañía espera abrir 35 nuevos centros de trabajo en todo Londres durante los próximos 18 meses y no descarta convertir el negocio en franquicia para exportarlo fuera de la ciudad.

Dentro de la cabina roja, como cabe esperar, sólo hay espacio para que trabaje una persona. El director general y cofundador de Lovefone, Rob Kerr, explica que supuso un reto en cuanto a diseño, teniendo en cuenta que las cabinas son patrimonio y su estructura no debe ser alterada.

Estas con las fundas para móviles mejor valoradas en Amazon

"La idea vino de una reunión que tuve en las oficinas de Startup de Virgin, donde había una caja de teléfono roja reutilizada para llamadas privadas de Skype", explica Rober Kerr acerca de su singular proyecto. "Nada más la vi supe que sería perfecta para las reparaciones de iPhone y una gran manera de devolver a estas emblemáticas estructuras de nuevo al servicio público", añade. "Nadie necesitará esperar cuatro días para una cita en la tienda de Appel nunca más".

El resultado: un coqueto taller dispuesto con un banco de madera, cierto espacio de almacenamiento y un área de trabajo. Además de servicios de reparación electrónica, y en aras del buen servicio, incorpora enchufes para que los usuarios carguen sus teléfonos móviles y red WiFi.

Así es la nueva oficina de Google en Londres

Uno de los principales inconvenientes de la Lovefonebox, según cuenta Kerr, fue el espacio de trabajo. "Como puede imaginarse, un metro cuadrado de espacio no es el típico ambiente de trabajo. Sin embargo, hemos reclutado algunas valientes almas esbeltas que están trabajando y disfrutando".

Esta no es la primera vez que las icónicas cabinas rojas de Londres se adaptan para otras funciones. Hasta la fecha ya hemos podido ver como dispensaban bocadillos, libros, fotografías y dibujos. El auge de la telefonía móvil tiene mucho que ver con esta nueva tendencia de comercio. Por el momento, parece que el taller de reparación de teléfonos móviles más pequeño del mundo ofrece un servicio compatible con la ciudad inglesa. La eficiencia es la base de todas estas ideas innovadoras y todo apunta a que veremos abrir nuevos negocios dentro de las icónicas cabinas rojas.

[Fuente: Mirror]

Ver ahora:

Te recomendamos