Skip to main content

Las cabinas de bronceado incrementan el riesgo de cáncer de piel

rayos uva cancer piel

13/01/2017 - 18:15

Un estudio realizado por científicos noruegos ha revelado que el uso de las cabinas de bronceado incrementa en gran medida el riesgo de padecer melanoma. 

Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Oslo en Noruega ha revelado que el uso de las cabinas de bronceado incrementa en gran medida el riesgo de padecer melanoma. 

El melanoma es el tipo más peligroso de cáncer de piel y el que más ha incrementado su incidencia en la última década. Se trata de un tumor que se forma cuando los melanocitos se vuelven malignos. Estas células son las responsables de la pigmentación de la piel, el pelo y el iris de los ojos, y para llevar a cabo esta tarea producen una sustancia conocida como melanina. 

Este cáncer cutáneo se puede localizar en cualquier parte del cuerpo y puede aparecer por diversos factores. Entre ellos, la principal causa es el exceso de exposición de la piel al sol, y es más frecuente en personas de raza blanca que viven en zonas de clima soleado. De acuerdo con los datos que maneja la OMS, el melanoma es el responsable de la muerte de unas 48.000 personas cada año, y en España se diagnostican alrededor de 5.000 nuevos casos anualmente.

En el año 2009, la OMS clasificó las cabinas de bronceado que emiten rayos UV como un "carcinógeno para los seres humanos", pero sin embargo su uso continúa siendo muy popular, especialmente entre las mujeres jóvenes de los países occidentales.

El aceite de palma podría causar cáncer, y está en la Nutella

Ahora, la investigación que han llevado a cabo estos científicos noruegos confirma que las camas solares aumentan los riesgos de sufrir melanoma. Para efectuar el estudio, el equipo ha realizado un seguimiento a 141.000 mujeres durante una media de 14 años. Los resultados revelaron que las participantes que habían tomado 30 o más sesiones de bronceado tenían un 32% más de posibilidades de padecer melanoma en comparación con las no usuarias. Además, las que comenzaron a utilizar las cabinas de bronceado antes de los 30 años tenían más riesgo de sufrir el cáncer de piel más jóvenes, una media de dos años antes que el resto.

[Fuente: News Medical]

Ver ahora: