Skip to main content

La cafetería anti-procrastinación: no puedes marcharte hasta que no terminas el trabajo y los camareros te echan broncas si no avanzas

Manuscript Writing Cafe

Manuscript Writing Cafe

01/05/2022 - 23:45

Dicen que escribir es 1% trabajar y 99% procrastinar. Quizá sea un poco exagerado, pero es uno de los demonios que acechan a los que trabajamos con palabras.

Todos los escritores, desde los novelistas a los traductores, redactores, periodistas, etc., luchan a diario contra la procrastinación. Y la montaña se vuelve mucho más empinada cuando teletrabajas, o cuando tienes que cumplir unas fechas de entrega.

Por suerte, un empresario japonés llamado Takuya Kawai ha encontrado la solución: la cafetería anti-procrastinación. Cuando entras, no puedes salir hasta que no terminas el trabajo. Y además el encargado te echa broncas con la dureza que tú le pidas, si nota que no avanzas.

No es una broma: se llama Manuscript Writing Cafe, y está ubicado en el distrito de Koenji, en Tokio. En este vídeo puedes ver al encargado explicar la reglas de este estricto café anti-procrastinación (tiene subtítulos en inglés):

VIDEO

原稿執筆カフェ:公式解説動画(90秒)

La cafetería Manuscript Writing Cafe solo admite escritores: novelistas, periodistas, traductores, redactores, etc. Cualquier persona que trabaje con palabras.

Al entrar al café tienes que rellenar una tarjeta en donde explicas el objetivo que te has puesto. Por ejemplo: escribir 5.000 palabras, completar 5 páginas, terminar el artículo, etc. También indicas el tiempo que vas a necesitar para completarlo.

Un encargado irá supervisando tu trabajo. Puedes elegir si quieres que su actitud sea amistosa (te animará a seguir), incisiva, o agresiva, en cuyo te vigilará más de cerca y te echará una pequeña bronca si no avanzas, como un profesor.

El café cobra por horas, pero a cambio ofrece una serie de servicios. Se puede elegir entre tres tipos de mesas: desde una barra con taburete a una pequeña mesa compartida, o un despacho individual.

Todas las mesas tienen WiFi gratis, numerosos conectores USB, y hasta un dispositivo que refrigera el portátil.

Las bebidas son gratis, pero solo se puede beber agua (que puedes calentar o enfriar tú mismo), té o café.

Como decimos, el encargado no te permite salir del recinto hasta que no has acabado el trabajo. Según explica en el vídeo, la idea es crear un ambiente tenso, como el de una biblioteca el día antes de un examen importante, en donde todo el mundo trabaja frenéticamente y unos se inspiran a otros para concentrarse y mantener el ritmo.

No sabemos lo que ocurrirá si algún cliente se rinde o quiere marcharse sin terminar su trabajo. Pero en Japón la gente normalmente es tímida y muy educada, y tienen mucho amor propio como para rendirse en público, así que no deberían producirse altercados.

Según los testimonios que recoge la propia web de esta cafetería anti-procrastinación, los clientes están muy agradecidos porque han podido acabar sus trabajos, y en tiempo récord.

Quizá es el momento de exportar la idea a otros países, señor Takuya Kawai... 

Y además