Skip to main content

California podría prohibir todos los coches no eléctricos

California es otro país que se plantea prohibir los coches diésel y a gasolina.

29/09/2017 - 09:48

Los coches eléctricos ganan terreno poco a poco, aunque parece que no será hasta dentro de décadas cuando dominen el panorama automovilístico. Primero será necesario superar varios importantes obstáculos, uno de ellos la presencia de coches a gasolina y diésel, mucho más baratos. No obstante, este inconveniente puede tener los días contados en varias zonas del mundo.

Francia, Reino Unido o China son tres de los países que ya han puesto fecha a la defunción del coche no eléctrico, tendencia a la que parece que se unirá pronto California. La cuna de Tesla se estaría planteando prohibir más pronto que tarde el uso de coches directamente contaminantes, por lo que los eléctricos pasarían a ser -por ahora- la única opción.

El consorcio encargado de gestionar la contaminación ambiental en este estado de EEUU está en conversaciones con el actual gobernador. De ellas podría salir un plazo firme para prohibir los coches con combustibles fósiles, algo que sin duda gustará a Tesla y otras marcas de coches eléctricos.

Que tantos gobiernos estén pensando en adoptar esta medida es un motivo más para comprar un eléctrico o al menos un híbrido, una apuesta a largo plazo.

A día de hoy, California es terreno abonado para esta transición, quizás adelantando por mucho a cualquier otro lugar del mundo. En este estado son muchos los puntos de recarga de coches eléctricos, quizás el auténtico motivo por el que hay tantos Tesla en circulación por sus carreteras.

¿Diésel o eléctrico? ¿Cuál interesa más ahora mismo?

Parece bastante claro que la apuesta por el vehículo eléctrico es firme, en unos países más que en otro. Sin embargo, entre los problemas para su desarrollo que antes mencionábamos hay varios que no se van a resolver tan fácilmente por prohibir todos los coches con combustible fósil. El principal es el del suministro eléctrico.

Si de repente todos los vehículos pasaran a ser eléctricos, las redes no serían capaces de suministrar la energía necesaria. Además, un coche eléctrico contamina más o menos en función del origen de esa energía, por lo que serviría de poco llevar a cabo la transición en países cuya principal fuente de energía es termoeléctrica. Además su consumo no es precisamente bajo.

[Fuente: Sacbee]

Ver ahora: